11F: Sí, tú además tienes sesgos de mercaderías | Ciencia

0



Hoy es el 11 F, proclamado en 2015 Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el fin de despertar vocaciones, visibilizar la aportación y el trabajo de las mujeres científicas y alcanzar la ansiada igualdad de género en la ciencia. Una igualdad que no llega. ¿Por qué necesitamos un día así en el siglo XXI? Aunque cada vez son más las mujeres que se dedican a la ciencia, su presencia en puestos de decisión no llega al 23%. La pérdida de talento a medida que avanza una carrera científica es evidente. El sesgo de género en la ciencia es un hecho que demuestran varios estudios publicados en prestigiosas revistas científicas. Por ejemplo, en la Universidad de Yale demostraron que, con un currículum idéntico con una J en el nombre, cuando evaluaron a John, fue más apreciado y recibió una oferta de salario más alta que Jennifer. El sesgo de género fue independiente de la edad y, a su vez, del género del evaluador o evaluadora. Este prejuicio es transversal y deriva de nuestra educación, en la que se enseñaba a hombres y mujeres que son ellos los que tienen ciertas habilidades relacionadas con la inteligencia o el genio. Por eso, este pronunciamiento no es solo una lucha de las mujeres, debe ser una concientización de toda la sociedad. El progreso no puede perder el 50% de su potencial.

Estos resultados muestran que, todavía, en pleno siglo XXI existen estereotipos y prejuicios que perpetúan la idea de que las mujeres son “menos capaces”. Por lo tanto, tenemos un 20% menos de posibilidades de conseguir un proyecto de investigación o un contrato. Mientras que la ciencia elige solo lo mejor, los pequeños guijarros en el camino significan que las mujeres se quedan atrás. Sabemos que, para no perderlos, necesitas una carrera profesional estable. La inestabilidad es otra piedra que más nos afecta. Somos conscientes de que la Ministra de Ciencia está trabajando en ello y la animamos a conseguir una carrera científica estable y un incremento de la inversión en I+D+i.

Aunque podríamos ser optimistas y pensar que, poco a poco, vamos mejorando, los últimos estudios publicados en Naturaleza indican que también existe una distorsión en el número de citas que reciben las mujeres en comparación con los hombres. Es decir, no sólo nos cuesta más publicar, sino que después nos cuesta más que nuestras publicaciones sean difundidas por nuestros propios compañeros. También tenemos menos oportunidades de asistir a conferencias, por lo que la posibilidad de mostrar nuestros logros es mucho menor.

Por ello estudios como el publicado en la revista Ciencias las cuales muestran que las niñas a partir de los 6 años asocian la genialidad con el género masculino, a pesar de obtener mejores calificaciones en materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés).

Las razones -sociales, económicas e incluso personales- que subyacen a las desigualdades de género son complejas. Por lo tanto, las medidas a tomar no son simples y requieren un enfoque integral. Pero podemos y debemos actuar para cambiar la percepción social de las mujeres científicas y emprendedoras. Desde la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular hemos organizado un encuentro entre Mujeres Científicas y Emprendedoras en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en colaboración con la Asociación Española de Bioempresas, la Asociación Española para la Investigación del Cáncer y el CSIC (Investigación Superior Consejo Científico). Todas estas entidades han puesto en marcha diversos programas para la visibilización, formación y liderazgo de mujeres científicas y emprendedoras. Queremos romper con los estereotipos de género y promover la igualdad desde las primeras etapas de la educación. Por ello, del 11 de febrero al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en el Museo Nacional de Ciencias Naturales se realizará una serie de conversatorios entre destacadas científicas y empresarias, que tendrán una duración para que los estudiantes puedan conocerlas, conversar con ellas y sentirse identificado. El «efecto espejo» funciona.

Estas actividades, organizadas de forma voluntaria y con esfuerzo de los investigadores y emprendedores participantes, tienen un alcance limitado si no cuentan con apoyo institucional. Necesitamos ayuda para que todo el fardo no recaiga sobre esas mujeres que llevan una mochila demasiado pesada. Necesitamos el apoyo de las instituciones y de la administración para contribuir al éxito social de estas iniciativas y, por ello, pedimos que se promuevan programas que visibilicen y aborden las desigualdades de raíz, aseguren una carrera profesional digna y permitan a nuestros investigadores y emprendedores ocupan el lugar que corresponde a sus capacidades.

¿Y por qué es tan importante que las mujeres estén bien representadas en la ciencia?

La falta de mujeres en puestos de liderazgo científico ha llevado incluso a afirmaciones extrañas como que las mujeres somos menos capaces porque nuestras cabezas son más pequeñas, o incluso que dejemos de estudiar cómo nos afectan las enfermedades. Suena increíble, pero hoy en día una mujer con un infarto de miocardio tiene el doble de probabilidades de morir que un hombre porque los síntomas masculinos se han considerado genéricos.

El Foro Económico Mundial estimó que la igualdad económica entre hombres y mujeres no se alcanzaría hasta dentro de 100 años. Por eso creemos que es necesario implementar medidas correctoras que promuevan la igualdad, como las cuotas de género. Se necesitan mujeres en puestos de liderazgo y responsabilidad, así como evitar la brecha de género en la contratación y promoción del personal investigador. Un ejemplo de que el problema persiste, a pesar de la percepción social y visibilidad de los últimos años, son los datos de muchos de los centros de investigación a nivel nacional donde el número de mujeres líderes de grupo no supera el 10%, apenas no hay mujeres en puestos ejecutivos científicos o programas de captación de talento joven como Icrea o Ikerbasque. En este último, de 290 jóvenes investigadores contratados en los últimos 14 años, 219 eran hombres y 71 mujeres. La cifra de Icrea es aún más devastadora: de 268, solo 51 mujeres.

Nos parece fundamental contar con investigaciones anónimas y auditorías externas que nos permitan conocer la situación real en la que se encuentran nuestras instituciones científicas. Esto aún no se ha hecho en España. Debemos eliminar los ambientes hostiles para las mujeres en los centros de estudio y trabajo. ¿Cómo podemos resolver un problema si no lo hemos estudiado antes y no sabemos su tamaño?

Tenemos que asegurarnos de que se implementan planes reales de igualdad. España se enfrenta a grandes retos de reconstrucción económica y social y no podemos permitirnos perder el 50% de nuestro talento. el 8 de febrero se celebra un encuentro con la reina Letizia y la ministra de Ciencia, entre otras autoridadespara permitir que las niñas, adolescentes y mujeres adultas sueñen y puedan alcanzar sus metas.

Que tengamos el impacto real que nos merecemos es una responsabilidad colectiva, de hombres y mujeres. Pero no olvidemos que, para alcanzar la igualdad y superar estas barreras tan arraigadas en nuestra educación, debemos visibilizar la igualdad, legislar y educar. Las medidas voluntarias implementadas en los últimos 10 años en la Unión Europea no han logrado romper el techo de cristal. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo recientemente: es hora de legislar para garantizar que las mujeres ocupen roles de liderazgo y responsabilidad. Recuerda que el talento no depende del género, por lo que lo que nos estamos preguntando es lo que la ciencia nos dice que sería correcto: la igualdad.

Sabio de Guadalupe Es investigadora principal del CNIC y pertenece al Grupo Mujer y Ciencia de la SEBBM (Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular).

María Maya Es investigadora principal del INIBIC y coordinadora del Grupo Mujer y Ciencia de la SEBBM.

Puedes seguir PREGUNTA en Facebook, Gorjeo Y Instagramo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Contenido exclusivo para suscriptores.

leer sin limites



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More