Cambio climático: ¿Poco nuevo tras la pandemia? | Cambio climático | Clima y Medio Concurrencia

0



Cuando me preguntan cómo nos ha cambiado la pandemia, les respondo que, aparte de una mayor digitalización, casi nada. La respuesta es un poco provocadora, pero lo cierto es que la vuelta a la normalidad no se trata solo de la rutina diaria, con la vuelta física al trabajo y a los espacios públicos de ocio, sino también de cómo somos como sociedad. Hubo un momento en el que parecía que Covid podía alterar nuestros valores y prioridades (haciéndonos más solidarios, más familiares, más introspectivos), pero estamos volviendo a ser quienes éramos. Afortunadamente, el daño material y emocional de la pandemia también se ha mitigado continuamente durante semanas.

Las actitudes y opiniones frente al cambio climático no son una excepción: como muestra el estudio del instituto 40dB para el diario EL PAÍS, la ciudadanía, en principio, está consciente del problema como antes. Lo mismo puede decirse de las causas y soluciones del problema climático (con algunas novedades como una mayor disposición a ceder el avión).

Sin embargo, un nuevo aroma impregna los datos de la encuesta de hoy, al igual que otros estudios que veo cada semana. Si la pandemia nos ha cambiado en algo es que ha intensificado la incertidumbre. Los ciudadanos viven con más miedo. Son muchas las personas que creen que es posible la propagación de un nuevo virus y más las que expresan una profunda inseguridad sobre el futuro.

Hay muchos miedos y también afectan a la crisis climática: hay menos confianza en la capacidad de las instituciones para enfrentarla, más pesimismo sobre el hecho de que los países podrán aplicar nuevas medidas que eviten lo peor y hagan que los que creen en él crecer, ya es demasiado tarde para prevenir una catástrofe climática, contando ahora una cuarta parte de los entrevistados. Asimismo, aunque no hay variación respecto a los fenómenos que puede provocar el cambio climático (escasez de recursos, conflictos armados …), la ciudadanía cree que es más probable que surjan nuevas enfermedades, que aumentan los migrantes climáticos o que habrá un nueva crisis económica mundial.

La pandemia, por lo tanto, no nos ha hecho más verdes, pero nos ha hecho más temerosos por el futuro. 2021 fue el año de las inundaciones, incendios, huracanes, todo en plena globalización y digitalización, con sus aspectos positivos, que sin duda los tienen, pero que muchos desplazan. La pandemia, sobre todo, nos deja con la exigencia de mayor certeza. Esto tendrá consecuencias de todo tipo, sobre los patrones de inversión y consumo, así como sobre el comportamiento político de los ciudadanos.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More