Cómo su ADN podría hacerlo más susceptible al COVID-19

0 1



Los científicos que examinaron los datos genéticos de casi 50,000 pacientes con COVID-19 encontraron 13 ubicaciones clave entre los 3 mil millones de pares de bases del genoma humano que pueden influir en la susceptibilidad de una persona a una infección por coronavirus o el riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

Los hallazgos, publicados el jueves en la revista Nature, podrían ayudar a los investigadores a diseñar o reutilizar tratamientos para COVID-19.

La investigación “muestra claramente que es posible llevar a cabo rápidamente un estudio genómico humano de enfermedades infecciosas y encontrar resultados útiles y médicamente relevantes”, dijo Samira Asgari, genetista estadístico del Brigham and Women’s Hospital en Boston, que no participó en el trabaja.

Una de las características distintivas del coronavirus es su capacidad para desencadenar una enfermedad grave en algunas personas y prácticamente ningún síntoma en otras. Ha quedado claro que muchos factores ambientales y biológicos influyen, como la edad y el estado socioeconómico de una persona, su historial de diabetes o enfermedades cardíacas y si fuma.

“Pero incluso cuando se toman en cuenta estas cosas, muchas veces todavía vemos diferencias en los resultados”, dijo Asgari.

Nuestro ADN puede proporcionar al menos una explicación parcial.

Los científicos saben que la variación genética puede afectar la gravedad de otras enfermedades infecciosas. En algunos casos, las mutaciones raras pueden marcar la diferencia entre los síntomas leves y la enfermedad grave. Otras variaciones genéticas más comunes pueden tener un efecto más moderado sobre la gravedad de la enfermedad.

Estudios de genómica humana de Las enfermedades infecciosas son bastante raras en comparación con las de otras enfermedades con una base genética compleja. Esto se debe en gran parte al hecho de que los científicos tienden a estudiar el microbio que causa la enfermedad en lugar del huésped que se infecta, dijo Asgari, quien coescribió un comentario que Nature publicó con los hallazgos.

Además, los efectos de la variación genética suelen ser bastante pequeños cuando se comparan con factores como la edad o el acceso a la atención médica. Esto significa que los investigadores tendrían que armar estudios con decenas de miles de participantes, si no más, cuyas características son bien conocidas por detectar un vínculo genético sutil. Y deben hacerlo rápidamente, en el poco tiempo que una infección sigue desencadenando síntomas.

Para superar estos desafíos, los científicos de todo el mundo unieron fuerzas al comienzo de la pandemia para crear la Iniciativa de genética de acogida COVID-19. Su colaboración ha crecido hasta incluir a más de 3.000 investigadores y médicos que combinaron datos de 46 estudios que involucraron a un total de 49.562 personas de 19 países que tenían COVID-19 y otros 2 millones sin la enfermedad sirviendo como controles.

Junto con la información genética de los sujetos, recopilaron parámetros clave, como la edad y el sexo, que pueden influir en la gravedad de la enfermedad.

Su análisis reveló cuatro loci, o ubicaciones en el genoma humano, que están relacionados con el riesgo de que una persona se infecte con el SARS-CoV-2 y otros nueve loci asociados con la gravedad de la enfermedad.

Luego, los científicos buscaron genes cerca de cada uno de estos loci, revelando más de 40 candidatos. Muchos se habían relacionado anteriormente con el funcionamiento de los pulmones o el sistema inmunológico.

Entre ellos se encontraba el gen ampliamente estudiado conocido como TYK2. Las personas con una versión particular de este gen son más susceptibles a la infección por patógenos distintos del SARS-CoV-2, pero también tienen un riesgo menor de desarrollar muchos tipos de enfermedades autoinmunes. En el nuevo estudio, los investigadores encontraron que ciertas mutaciones en TYK2 están asociadas con un riesgo de 29% a 59% mayor de COVID-19 grave.

Varios loci relacionados con el riesgo de COVID-19 grave parecían estar asociados con genes involucrados en la enfermedad pulmonar, lo que no es una gran sorpresa dado que el SARS-CoV-2 ataca el sistema respiratorio.

Uno de los genes candidatos cerca de los loci asociados al riesgo de infección fue SLC6A20, que interactúa con el receptor ACE2, a lo que se dirige el coronavirus para desbloquear e invadir una célula. Otro gen candidato es ABO, que ayuda a determinar el tipo de sangre de una persona.

Asgari señaló que dos de los loci solo se encontraron al incluir a personas con ascendencia del este de Asia en el estudio, subrayando la importancia de tener un grupo diverso de personas en este tipo de investigación.

Dichos estudios pueden ayudar a los científicos a comprender mejor cómo combatir el COVID-19, dijo, aunque la información debería ser parte de una estrategia más amplia.

“La genética es un componente que puede ayudarnos a encontrar nuevos objetivos farmacológicos con una comprensión de la biología de las enfermedades infecciosas”, dijo Asgari. “Pero no debe renunciar a todos los demás factores no genéticos que tienen efectos realmente importantes”.

Por supuesto, el coronavirus no es estático, está desarrollando nuevas variantes, como la variante Delta que se está extendiendo por todo el mundo. No está claro qué sucede cuando la diversidad genética del virus se encuentra con la diversidad genética de los humanos. Pero los científicos dicen que les gustaría saberlo.

“Creo que muchos de nosotros estamos muy emocionados de poder observar la interacción potencial entre el genoma del huésped y el genoma viral”, dijo el genetista.
Mark Daly, director del Instituto de Medicina Molecular de Finlandia y uno de los autores principales del estudio. Ahora que los investigadores han identificado los factores clave en el genoma humano, agregó, “tenemos la oportunidad de dar los siguientes pasos”.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More