Compostura problemática | El recreo de la ciencia

0 0


Caricatura de la revista satírica “Punch” sobre el episodio de la manzana de Newton.

En cuanto a los supermemes de Superman, de los que hablamos la semana pasada, esto es lo que dice Francisco Ríos: “La fuerza necesaria para detener un celular es mayor cuanto menor es la distancia de frenado, así que si te detienes en una dama que cae a pocas tierras, el golpe contra tus poderosos brazos de acero será casi peor que dejar que se estrelle contra el suelo. Tampoco tiene sentido detener el autobús que se abalanza sobre el niño. No importa lo fuerte que seas, la fuerza máxima que puedes hacer es el roce de tus zapatos contra el suelo, así que si te interpones entre el pobre chico y el autobús lo que pasará es que golpearás al bebé. Una vez más, es mejor dejar que el autobús te atropelle que golpearlo con tus fuertes piernas; al menos, si las ruedas no pasan por ningún lugar vital, se puede salvar ”.

Otro factor a considerar es la presión que ejercen las manos del superhéroe al levantar un peso pesado o detener un vehículo en movimiento. Incluso si Superman fuera lo suficientemente fuerte como para levantar, digamos, una ballena de 100 toneladas con una mano, la presión en el punto de apoyo, asumiendo que la superficie de la mano es de unos 200 centímetros cuadrados, sería de unas 500 libras por centímetro cuadrado: los dedos de el hombre de acero se hundió como mantequilla en el cuerpo del infortunado cetáceo.

Y cuando Superman llega volando a gran velocidad, para detenerse tiene que neutralizar la energía cinética de su cuerpo, tiene que “frenar” de alguna manera, y cuando se detiene, la energía cinética se habrá convertido en una gran cantidad de calor. No puedo simplemente sentarse suavemente, fresco como una rosa …

Jugando con la gravedad

Y hablando de Superman, a algunos lectores se les ha recordado su planeta natal, Krypton, y su intenso campo gravitacional, lo que ha llevado a algunas discusiones sobre la gravedad y sus variantes hipotéticas (ver comentarios de la semana pasada). En esta dirección, cabe preguntarse qué pasaría si la atracción entre dos masas fuera inversamente proporcional a la distancia, en lugar de a su cuadrado. Invito a mis lectores astutos a especular sobre esta ley simplificada de la gravitación universal.

¿Y si la atracción entre dos masas fuera inversamente proporcional a la distancia, en lugar de su cuadrado?

Volviendo a nuestro universo, y continuando con el tema de la atracción gravitacional y las caídas, típico problema “fermiano”, en el que la falta de datos no debe desanimarnos:

Dos personas saltan por las ventanas de diferentes pisos de un edificio en llamas al mismo tiempo, y una de ellas golpea las almohadas de rescate del bombero dos segundos antes que la otra. Afortunadamente, ambas personas están ilesas. ¿Qué podemos deducir de estos datos?

Carlo Frabetti es escritor y matemático, miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York. Ha publicado más de 50 trabajos de divulgación científica para adultos, niños y jóvenes, entre los que se encuentran “Physical Damn”, “Damn Math” o “The Big Game”. Fue guionista de “La bola de cristal”.

Puedes seguir a la MATERIA en Facebook, Gorjeo es Instagram, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More