Covid: Las mascarillas dejarán de ser obligatorias igualmente en los recreos desde este jueves | Educación

0



Tras un curso y medio con la mascarilla en el recreo, los niños podrán quitársela a partir del jueves. El real decreto aprobado este martes en Consejo de Ministros elimina la obligatoriedad de las mascarillas de exterior, y esto también se aplica a los centros educativos.

“En los patios de las escuelas, los niños y niñas podrán jugar sin mascarillas” a partir de este jueves, dijo la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. El reglamento se publicará este miércoles en Boletín Oficial del Estado y entrará en vigor al día siguiente. El anuncio tomó por sorpresa a algunas comunidades autónomas. Los ministerios de Sanidad y Educación de algunos como el de Andalucía, Cantabria, Asturias y Aragón han respondido a este periódico que están a la espera de conocer la literalidad del decreto para saber cómo implementarlo.

“El uso de la mascarilla en los colegios siempre ha sido obligatorio en Andalucía, al margen de los cambios que se han producido respecto a su uso al aire libre. Habrá que ver cómo queda la formulación del real decreto”, apunta un portavoz de la consejería de educación de esa comunidad. “Estaremos en lo que se decida por consenso entre el ministerio y las comunidades autónomas, o la mayoría de ellas. Creemos que es una decisión lo suficientemente importante como para que todos la llevemos adelante”, dice un portavoz del Gobierno de La Rioja.

Otros, como Cataluña y Baleares, ya han anunciado que a partir del jueves, cuando entre en vigor el real decreto, las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los patios. “El Ministerio de Sanidad y Consumo, en coordinación con el de Educación y Formación Profesional, ha acordado que la mascarilla no será obligatoria en los patios y zonas exteriores de los centros educativos, siguiendo los criterios que el Ministerio de Sanidad aplicará a partir del jueves . . Por tanto, la medida se adoptará el jueves, cuando entre en vigor la nueva normativa por parte del Gobierno central”, ha señalado el Govern balear en un comunicado.

El consejero valenciano de Educación, Vicent Marzà, ha subrayado: “Todavía no tenemos constancia oficial de este convenio, pero en cuanto la tengamos, la aplicaremos. Lo hemos dicho muchas veces, pensamos que es hora de que los niños y niñas al aire libre estén sin mascarilla.

La nueva norma aprobada por el Consejo de Ministros modifica un endurecimiento del uso de mascarillas que entró en vigor el 24 de diciembre por la explosión de casos de la sexta ola. Antes de esa fecha, la ley no permitía sacarlos de los recovecos, ya que establecía que era obligatorio incluso al aire libre cuando no era posible mantenerse a menos de metro y medio de distancia.

Pero el nuevo real decreto elimina esta excepción y, según ha comunicado el Ministerio de Sanidad, se limita a recomendar el uso de mascarillas al aire libre en caso de aglomeraciones. Además, siguen siendo necesarios en eventos multitudinarios de pie y sentados donde no se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, ha dicho este lunes a las Comunidades Autónomas la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Esto, a efectos prácticos, mantiene las mascarillas en competiciones deportivas de élite, como partidos de fútbol, ​​aunque se jueguen al aire libre.

También sigue vigente el uso de esta protección en espacios cerrados, una norma que rige desde la primavera de 2020 y que el Ministerio de Sanidad no se ha mostrado partidario de eliminar ni siquiera en momentos de menor contagio.

Apoyo a la principal federación de familias

La medida fue bien recibida por Leticia Cardenal, presidenta de la mayor confederación de familias de escuelas públicas, Ceapa: «Siempre hemos dicho que apoyaremos lo que diga Salud. Y en este caso, no tiene sentido que la gente pueda estar de pie sin mascarilla en la calle y que se pida a los alumnos que la sigan usando en el patio de recreo. Lo llevan puesto varias horas toda la mañana y además es bueno para respirar al aire libre”.

A favor de la medida también se muestra el pediatra y epidemiólogo Quique Bassat: “Creo que es una excelente noticia y es un primer paso hacia la desescalada de las medidas en los colegios. Este es probablemente el menos útil «. Bassat, que formó parte del grupo de la Asociación Española de Pediatría que asesoró al Gobierno en la elaboración de protocolos sanitarios en los colegios, cree que lo siguiente a tener en cuenta es el momento de sacarlos también dentro de las aulas «a esos colegios. A lo que teníamos antes de la pandemia «. Siempre pensé que las escuelas eran la plataforma adecuada para probar este tipo de cambios de estrategia. Es un entorno mucho más seguro que el de los adultos, porque es el grupo de menor riesgo y si quitar las máscaras dentro de las aulas funciona, «Se puede aplicar a otros grupos de edad. Se puede estudiar bien cómo funciona y verificar que no ocurra ninguna catástrofe de esta manera. Esto permitiría mantener a los adultos alejados de la casa con un poco más de seguridad en comparación con lo que se ha hecho en otros países», él añade.

Incluso Salvador Peiró, especialista en salud pública y medicina preventiva, “no es partidario de su mantenimiento, y menos cuanto menor sea la incidencia”. Peiró cree que se podría establecer un sistema flexible por el que, si un colegio viviera una situación con muchos contagios, se pudiera reimplantar la mascarilla al aire libre mientras dure esa situación, como en el caso de los confinamientos tras cinco contagios detectados en un colegio grupo. “Lo deseable sería establecer una regla general, sin mascarilla en los patios exteriores, y sus excepciones”, añade.

El punto de vista del profesor

Los gremios de la educación dicen, por su parte, que acatarán lo que digan las autoridades sanitarias. “Parece razonable que si se levanta la obligatoriedad del uso exterior a nivel general, esta medida también tendrá una traducción en el ámbito educativo”, señala Maribel Loranca, responsable de educación de UGT. “La comunidad educativa, en general, pero especialmente el profesorado y el alumnado, ha hecho un esfuerzo extraordinario desde el inicio de la pandemia y si, en general, se relajan algunas normativas, también debería repercutir en los centros educativos”, coincide José Ramón Merino, de STE. Y la Anpe pide que la progresiva vuelta a la normalidad se lleve a cabo con «cautela», y advierte que los responsables de la educación deben prestar atención sobre todo a «las zonas donde hay una excesiva aglomeración de estudiantes, especialmente en las entradas, salidas y en los numerosos rompe «

El grupo de niños menores de 12 años fue el de mayores tasas de infección durante la sexta ola. Alcanzó su punto máximo con más de 5.800 casos informados por 100.000 niños en 14 días el 27 de enero, solo unos días después de que la ola se mezclara con el resto de los siglos.

Con esta última ola de covids subestimada, los expertos creen que estas cifras son en realidad mucho más bajas y podrían haber sido el doble o el triple. Pero, una vez que la curva ha comenzado a bajar, lo está haciendo aún más rápido que el resto de bandas. Según el último Informe de Salud, la incidencia acumulada entre los niños seguía siendo la más alta, pero ya se había reducido a menos de 3.500 casos por 100.000 habitantes, frente a la tasa global de 1.997.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More