El Gobierno pide al presidente de la Comité que “desista” de la propuesta de ampliar regadíos en Doñana | Clima y Medio Condición

0


Primero fue la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, luego la UNESCO y la Comisión Europea, la semana pasada. Ahora es el Gobierno español, a través de su vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha comunicado al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, su malestar por la reforma legal presentada por PP, Ciudadanos y Vox para convertir en regadío 1.460 hectáreas de Doñana y que este miércoles se debate en el pleno del parlamento autonómico. Ribera pide en una carta enviada al líder popular que «quiera la iniciativa legislativa que puede ser tan perjudicial para España».

En el escrito, adelantado por la Cadena SER y al que ha tenido acceso este periódico, el vicepresidente advierte a Moreno «del enorme daño, tanto económico como medioambiental, y también a la imagen de España en el exterior» que puede haber presentado la propuesta del Derecha andaluza a seguir adelante. Ribera recuerda al presidente de la Junta el «grave riesgo» de que, tras la iniciativa legislativa, el problema de los pozos y la extracción ilegal de agua en Doñana vuelva al Tribunal de Justicia de la Unión Europea «y culmine en cuantiosas multas , que repetirían en el tiempo” hasta corregir la situación.

La iniciativa supondría «un grave daño a la credibilidad internacional de España, en un momento en el que estamos haciendo un gran esfuerzo para reforzar todos nuestros compromisos internacionales en la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático», advierte el vicepresidente. Ribera se hace eco de la carta que la Comisión envió la semana pasada al Gobierno advirtiendo de las consecuencias que tendría para España la aprobación de la propuesta de PP, Ciudadanos y Vox en el parlamento andaluz.

En esa carta, como hace Ribera en la carta enviada a Moreno, se recuerda que el Tribunal Europeo, en la sentencia contra España por la explotación desmedida de los acuíferos de Doñana, estableció una vía para su protección que la propuesta andaluza vulnera. El cambio legislativo propuesto por los tres grupos parlamentarios va en contra de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que el pasado mes de junio condenó a España por no frenar los saqueos que provocan los invernaderos clandestinos de frutos rojos «con extracción ilegal de agua». Al mismo tiempo, la medida contraviene a la Unesco, que mantiene los humedales de Doñana como Patrimonio de la Humanidad, pero que en sus informes ha instado a las administraciones españolas a respetar el plan de protección del acuífero.

Tanto los partidos que apoyan la iniciativa legislativa como el propio presidente del Gobierno han sostenido en las últimas semanas que su propuesta no implica una ampliación de los regadíos, sino la regularización de una situación «ilegal» provocada por los «derechos históricos» adquiridos por unos agricultores que llevan décadas abasteciendo de agua a sus invernaderos. Estos supuestos derechos históricos no tienen base legal y diputados de PP, Cs y Vox sostienen que la propia Junta concedió ayudas económicas para reforzar estos invernaderos. Los alcaldes de la zona apoyan o están abiertos a estudiar la modificación del plan, a excepción del Ayuntamiento de Almonte (Huelva), que se opuso a la iniciativa.

El vicepresidente reconoce en el escrito «la necesidad de que el Estado articule mecanismos de participación, cooperación y coordinación en materia hidráulica pública», pero subraya que ello no implica «determinaciones unilaterales del legislador autonómico» que impliquen una invasión del competencias que la Constitución atribuye al Estado sobre las aguas de las cuencas intercomunitarias. Ribera señala que el proyecto de ley viola estas facultades.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete.

suscribir

El primer ministro dijo el lunes que estaba dispuesto a reunirse con el gobierno y los ecologistas con la frecuencia necesaria. La consejera de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Andalucía, Carmen Crespo, para tratar de silenciar el revuelo producido, envió también esta semana una carta al comisario de Medio Ambiente, Virgilio Sinkevicius, en la que desvincula su Ejecutivo de la iniciativa legislativa, transmite la compromiso con el medio ambiente y pide una reunión urgente para explicar la situación. Fuentes cercanas al presidente del directorio confirmaron a este periódico que no tienen noticias de haber recibido la carta del vicepresidente tercero.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More