El miltrado de Santiago apoya la investigación parlamentaria o del Defensor del Pueblo sobre la pederastia en la Iglesia | Sociedad

0



El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, denuncia que las autoridades públicas investigan los abusos sexuales a menores cometidos en la Iglesia católica española. Así lo afirmó este viernes en la capital gallega, en un encuentro de empresarios católicos: «La propuesta de una comisión parlamentaria sobre abusos en la Iglesia, realizada directamente en el Congreso o a través del Defensor del Pueblo, por mi parte debo decirle a la Iglesia que es bien recibido”, comentó, respondiendo a preguntas de la cadena SER. Desde que se empezaron a barajar opciones sobre cómo desarrollar un control público sobre la pederastia, ningún otro alto cargo de la Iglesia española se había pronunciado a favor de una investigación así como sobre los abusos sexuales. .

La posición de Barrio difiere de la expresada hasta ahora por la Conferencia Episcopal Española (CEE). El portavoz y secretario general, Luis Argüello, dijo la semana pasada que una comisión del Congreso «incidirá más en cuestiones políticas» que en «los intereses reales de las víctimas». “Una comisión del Congreso de los Diputados no es el lugar adecuado para hacer una investigación de este tipo”, dijo en una entrevista con Radio Estel, la estación del Arzobispado de Barcelona. La CEE no se ha pronunciado oficialmente sobre la posibilidad de que la investigación la lleve a cabo el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

La mayoría de la mesa del Congreso aceptó a trámite el 1 de febrero la solicitud de creación de una comisión parlamentaria, presentada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, con el apoyo del PSOE y la oposición de PP y Vox. Sin embargo, La Moncloa defiende otra vía: que el Defensor del Pueblo impulse esta investigación. La iniciativa pretende contar con el apoyo de una «comisión consultiva independiente», que estará compuesta por expertos, representantes de las administraciones públicas, asociaciones de víctimas y la propia Iglesia. Cuando el informe esté finalizado -en Francia la comisión tardó casi tres años en completar el trabajo- será discutido en la sesión plenaria del Congreso y contendrá recomendaciones de cambios para evitar que estos abusos vuelvan a ocurrir en el futuro y sobre todo que pueden llevarse a cabo con total impunidad como antes.

Unidos podemos apoyar esta propuesta del PSOE, presentada el domingo por EL PAÍS y registrada este lunes, de impulsar una comisión de expertos presidida por el Defensor del Pueblo para investigar los abusos sexuales en la Iglesia católica, pero le gustaría negociar e incluir algunos cambios y dar, en paralelo, algún protagonismo en el Congreso de los Diputados.

Cada una de estas fórmulas, según Barrio, “es bien acogida en un marco de colaboración, de colaboración leal entre la Iglesia y el Estado”. “Sí”, añadió, “respetando el ordenamiento jurídico y lo que hemos dicho e insistido muchas veces: sin privilegios, pero sin discriminación”.

El arzobispo de Santiago dejó claro que «la pederastia no es sólo una cuestión de la Iglesia, es una cuestión social», pero aseguró que utilizará este argumento no «como excusa», sino «como una realidad que debe tener en cuenta». «Está socavando la credibilidad de la Iglesia, no lo dudamos. Nos duele la confusión y el dolor que esto ha causado en gran parte del pueblo de Dios, esta es la actitud y preocupación que estamos viviendo concretamente en Santiago de Compostela. Pido que de una u otra forma nos ayudemos como dije antes para que esto no vuelva a pasar nunca más”, agregó.

Barrio reivindicó el papel de su diócesis en esta crisis: “Tenemos una oficina donde todas las personas que lo consideren y que hayan sufrido abusos puedan poner una denuncia. Colaboramos con las autoridades, como no podía ser de otra forma”. Agregó que el organismo eclesial que dirige tiene «un protocolo ya trazado» para tratar de prevenir otros posibles abusos.

La pederastia en la Iglesia es uno de los principales temas de debate político en las últimas semanas a raíz de la investigación abierta por el Vaticano, a partir del dossier con 251 casos elaborado por EL PAÍS. Entre estos casos hay uno cometido en el colegio La Salle Santiago de Compostela. La cadena SER de Galicia reveló el testimonio de tres víctimas del mismo sacerdote, JB, lo que aumentó el debate sobre este tema en la comunidad.

La Fiscalía del Estado ha ordenado a los fiscales autonómicos y provinciales que remitan todas las denuncias y querellas en curso por agresiones y abusos sexuales a menores cometidos por religiosos, en busca de una radiografía del problema de la pederastia en el seno de la Iglesia. Esta recopilación no representa todos estos crímenes: algunos de ellos no llegan a la justicia civil, sino que son educados en juicios eclesiásticos, mientras que muchas víctimas nunca se han atrevido a denunciar.

Si tiene conocimiento de algún caso de abuso sexual que no haya salido a la luz, escríbanos con su queja a abusi@elpais.es

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More