En ‘Dot’s Home’, tus elecciones son a menudo ilusiones

0


“¿Cuáles son las elecciones consecuentes a las que se enfrentan las personas que un jugador podría obtener y comprender y llevarlos a pensar sobre ello en sus propias vidas o a cuestionar sus propias experiencias o las experiencias de sus mayores”, dice ella. Hubo mucha reflexión y conversación entre los desarrolladores sobre esos temas generales, como la oportunidad y el avance, en lugar de permanecer arraigados en la comunidad.

Otro marco en el que el equipo de desarrollo del juego quería centrarse era la ilusión de elección, donde el juego, al igual que la realidad, no siempre tiene en cuenta la motivación del jugador para las decisiones que toma. Este es un concepto que a veces frustra a los jugadores, dado que los juegos son un medio tan interactivo, pero en La casa de Dotno tener todas las opciones «correctas» frente a ti era exactamente el punto.

Al igual que con todos los videojuegos, “alguien más diseñó el sistema sin su aporte. Alguien más ha hecho el sistema para ti, y lo juegas y luego cualquier resultado que obtengas, eso es lo que obtienes, lo que se parece mucho al sistema de vivienda de Estados Unidos”, dice Rosales.

Luisa Dantas, directora de proyectos de Rise-Home Stories, habló sobre el juego en SXSW este año, en un panel que discutió cómo los juegos y la tecnología de juegos pueden ser una herramienta para luchar contra la desigualdad estructural. Dantas dijo que la audiencia del juego debería ser gente negra y morena, porque la desigualdad en la vivienda les afecta más.

Dada esta audiencia prevista, Dantas entendió que estos jugadores comienzan el juego sabiendo que el sistema está manipulado y que están jugando con un conjunto de opciones limitado y obstaculizado. Esas decisiones narrativas reflejan las desigualdades sistémicas existentes que limitan el acceso a viviendas seguras y asequibles a todos menos a las personas más ricas en muchas comunidades. Además de estas opciones limitadas, los jugadores tienen que pensar en cómo afectarán sus elecciones a su vecindario y no simplemente enfocarse en las necesidades de Dot y su familia.

“También hay una reprimenda directa a esta idea de este tipo de meritocracia tóxica”, dice Dantas. «Esta idea individualista de que se trata de tu responsabilidad personal y tus elecciones personales. Y si solo hicieras el conjunto de elecciones correctas, sucedería x, y y z». En el juego, como en la realidad, a veces puedes hacer todo «bien», y la comunidad no es mejor, porque muchos factores están fuera de tu control o influencia.

Rosales describe La casa de Dot como un «juego impulsado por valores».

Cortesía de Rise-Home Stories

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More