Investigadores sugieren que atender a diferentes visitantes influyó en la proceso de las flores

0 1


Las flores vienen en multitud de formas y colores. Ahora, un equipo de investigación internacional dirigido por un investigador japonés ha propuesto la nueva hipótesis de que las compensaciones causadas por diferentes visitantes pueden desempeñar un papel importante en la configuración de esta diversidad floral.

En un estudio publicado el mes pasado, el equipo exploró cómo las asociaciones cercanas entre las flores y los animales que las visitan influyen en la evolución de las flores.

Los visitantes de las flores pueden ser útiles, como polinizadores, o dañinos, como ladrones de polen. Todos estos visitantes interactúan con las flores de diferentes maneras y ejercen diferentes presiones selectivas sobre los rasgos de las flores, como el color y el aroma. Por ejemplo, un olor que atrae a un polinizador puede desalentar a otros polinizadores potenciales. En este caso, se esperaría que la flor satisfaga al mejor polinizador.

“Con base en esta teoría, uno esperaría que las flores fueran visitadas principalmente por un grupo particular de polinizadores”, dice el autor principal del estudio, el profesor Kazuharu Ohashi. “Pero las flores a menudo reciben a muchos visitantes diferentes al mismo tiempo, y las flores parecen satisfacer las necesidades de varios visitantes. La pregunta que queríamos responder es cómo sucede eso en la naturaleza”.

Equilibrar las solicitudes de varios visitantes implica compensaciones. Por ejemplo, las abejas diurnas y las polillas nocturnas pueden polinizar el sauce de cabra pero prefieren olores diferentes. Un aroma floral adecuado solo para uno de estos animales significaría perder oportunidades de polinización por parte del otro. Para ver cómo estos tipos de compensaciones mediadas por los visitantes afectan la evolución de las flores, los investigadores desarrollaron un marco conceptual para examinar los diferentes tipos de compensaciones y cómo podrían encajar las flores. Luego analizaron estudios previos sobre interacciones flor-animal para ver si la investigación apoyaba el marco propuesto.

Lo que encontraron fue una variedad de estrategias para mitigar las compensaciones. En el caso del sauce cabrío, las flores producen diferentes aromas durante el día y la noche, y así atraen a ambos tipos de polinizadores. Otro ejemplo es el cambio de color floral como estrategia para atraer tanto a las abejas como a las moscas. El almacenamiento de flores viejas puede atraer a recolectores oportunistas como las moscas, mientras que repele a los recolectores inteligentes como las abejas. Cambiar el color de las flores a medida que envejecen podría reducir esta compensación al permitir que las abejas seleccionen flores jóvenes y gratificantes. Se observaron muchas otras estrategias, que implican la adquisición de nuevas combinaciones de rasgos para atraer o excluir a diferentes visitantes.

“La mayoría de las flores son ecológicamente generalizadas y hasta ahora se ha asumido que esta es una solución subóptima”, explica el profesor Ohashi. “Pero nuestros resultados sugieren que las interacciones con múltiples animales en realidad se pueden optimizar minimizando las compensaciones de varias formas, y tales procesos evolutivos pueden haber enriquecido la diversidad de las flores”.

La discrepancia entre los visitantes de flores observados y previstos en función de las características de una flor ha sido un tema de debate durante mucho tiempo. Tener en cuenta las compensaciones mediadas por los visitantes en los estudios futuros sobre la evolución de las flores puede ayudar a resolver este problema.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por Universidad de Tsukuba. Nota: El contenido se puede cambiar según el estilo y la longitud.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More