La condición de refuerzos entre los sanitarios por la covid deja al valle navarro de Ezcabarte sin consultorio médico | Sociedad

0


Un hombre pasa junto a un cartel de protesta contra el cierre del consultorio médico de Arre en Navarra el pasado 13 de enero.PABLO LASAOSA

Resignación y preocupación por cómo afectará a las personas mayores. Así ha recibido la comarca del Valle de Ezcabarte, en Navarra, la decisión de Sanità de cerrar el consultorio médico del ayuntamiento de Arre para reforzar la plantilla del centro de salud de Villava, cabecera de esta área básica de salud. El Gobierno navarro adoptó la decisión después de que se reportaran varias víctimas de la covid-19 entre el personal sanitario del centro y se comprobara la alta presión asistencial. La previsión es que vuelva a abrir dentro de una semana, pero dependerá de cómo evolucione la situación.

Las cerca de 2.000 personas empadronadas en el Valle de Ezcabarte recibieron la noticia en la tarde de este martes a través del chat oficial del ayuntamiento. En el breve mensaje se informaba que “debido a la situación sanitaria y al elevado número de positivos y bajas por covid entre los sanitarios de Villava, el Consultorio Médico de Arre se encuentra temporalmente y hasta nuevo aviso, se ve obligado a permanecer Cerrado”.

El alcalde de Ezcabarte, Pedro Lezaun, dice haber recibido la noticia con «su dimisión porque le supone tener que trasladarse a Villava». «Es un poco complicado al final, pero la situación lo exige», dice. Jaione Guilabert, residente del municipio de Makirriain, dice que inicialmente se solidarizó con el personal médico debido al colapso de la red hospitalaria. Sin embargo, cree que este cierre es una mala solución: “Mandar todo el Valle de Ezcabarte a Villava, que con la población que ya tienen es un centro colapsado, no es una buena noticia, claro que no. . Creo que Sanidad tiene que hacer algo mucho más resolutivo”.

El presidente del consejo de Azoz, Natxo Odria, se ha expresado a título personal: “No es aceptable lo que está pasando. Las oficinas deben estar abiertas y debe haber personal para estar abierto. Y si no hay sustituto es porque no estamos poniendo dinero suficiente”. De la misma opinión es Juan Mari Ulacia, del municipio de Arre, donde se encuentra la oficina. “Lo que no podemos hacer es sacar a la gente para que luego podamos enfrentar estos problemas”, enfatizó. “Lo que tienen que hacer es darse más baños”.

La pandemia ha caído como una losa sobre la atención primaria en España, que durante años se quejaba de una enorme carga de trabajo y escasez de personal, tras los recortes de hace una década que afectaron a los centros sanitarios. La gran crisis sanitaria ha aplastado esta batalla de primera línea contra la enfermedad, y la inesperada explosión de infecciones más leves causadas por la variante omicron ha cargado esta sexta ola sobre sus cansados ​​hombros. A ellos se suman las víctimas que la enfermedad provoca entre los propios sanitarios, que en estos días está registrando cifras récord de contagios.

Hay un aspecto que preocupa especialmente al barrio de Ezcabarte: el transporte al centro de salud. Guilabert cree que las principales víctimas serán las personas mayores: “Hay que tener en cuenta que en el valle la población no tiene 12 años, son mayores, necesitan asistencia, necesitan un servicio”. En la misma línea, Ulacia destaca que los mayores de Arre suelen ir andando al ayuntamiento, pero “no sé cómo hacen para ir a Villava, tendrán que llegar a fin de mes. Hay mucha gente mayor que no tiene medio de transporte y esto, lógicamente, les va a afectar gravemente”.

Desde la Concejalía de Sanidad explicaron que el Ayuntamiento de Ezcabarte dispone de un servicio de transporte bajo demanda para aquellos pacientes de los municipios cercanos a Arre que necesiten ser atendidos en consulta, y que durante esta semana ese servicio también estará disponible para todos aquellos cercanos que deben ser trasladados a Villava. Sanidad también garantiza que, en caso de necesidad, el paciente será atendido en su domicilio.

El departamento ha precisado que «hasta la fecha no se han cerrado clínicas» y que se trabaja en el mantenimiento del servicio en las 228 clínicas y 57 centros de salud que funcionan en Navarra.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More