La EMA abre la puerta a que los países europeos administren la tercera dosis de Pfizer a toda la población anciano de 18 abriles | Sociedad

0



La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) abrió este lunes sus puertas a los países para administrar una tercera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech a toda la población mayor de 18 años, una inyección que debería administrarse «al menos seis meses después» de la vacuna. el segundo. Respecto a la vacuna de Moderna, la agencia dice que aún está «evaluando la información disponible» sobre la posibilidad de generalizar esta medida también entre la población adulta.

En un comunicado, la agencia dijo que los datos analizados muestran que la tercera dosis produce «un aumento en los niveles de anticuerpos en la población de 18 a 55 años», por lo que los gobiernos «pueden adoptar recomendaciones» para administrarla a todas las personas mayores de edad. Sin embargo, el informe admite que la evidencia sobre la efectividad efectiva de la tercera picadura aún es escasa. Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunación (AEV), recuerda que una disminución en el nivel de anticuerpos no significa que el organismo no pueda defenderse del virus, ya que «el sistema inmunológico es capaz de volver a producirlos si entra en contacto con el virus ”de la llamada memoria celular.

El paso dado por la agencia es relevante porque, como ha sucedido en ocasiones anteriores, brinda a los gobiernos que deseen aplicar esta medida los argumentos para hacerlo. El Ministerio de Salud siempre ha dicho que esperará a que el organismo comente sobre el asunto antes de dar el paso. Comunidades como Castilla-La Mancha ya habían anunciado planes para extender el uso de la tercera dosis a los mayores de 65 años «si se quita la barrera». Un portavoz del Ministerio de Salud explicó que antes de adoptar cualquier cambio, el tema será discutido por los expertos que integran el Informe de Vacunas y luego tendrá que decidirse en la Comisión de Salud Pública, integrada por miembros del ministerio y comunidades.

Fuera de la Unión Europea (UE), el Reino Unido ha incluido la tercera dosis poblacional durante más de 50 años en su estrategia de vacunación. Estados Unidos inicialmente quiso administrarlo a toda la población adulta, pero por ahora lo está haciendo en ancianos, inmunosuprimidos y en trabajadores considerados de riesgo por su exposición al virus.

Sin embargo, la EMA afirma que los datos de seguridad disponibles son «limitados» y que no hay evidencia de que los «casos muy raros» de miocarditis observados después de las dos primeras dosis también puedan ocurrir con la tercera en adultos sanos.

El comunicado de prensa de la agencia también formaliza la recomendación de administrar la tercera dosis, en este caso tanto Pfizer-BioNTech como Moderna, a personas «con sistemas inmunológicos severamente debilitados» después de «al menos 28 días después de la segunda». La EMA admite que «no hay pruebas concretas» sobre la efectividad real de esta tercera picadura, pero afirma que «aumentará la protección [frente al virus] en al menos algunos de estos pacientes «. El expediente técnico de ambas vacunas se actualizará para incluir la nueva recomendación.

El objetivo de esta dosis de refuerzo no es detener una supuesta caída de las defensas, como en el resto de la población, sino ayudar a las personas con el sistema inmunológico debilitado a desarrollar las mismas defensas que obtiene la población sana con dos pinchazos. La propia agencia ya había dejado abierta esta opción el 6 de septiembre y la mayoría de los países están desarrollando planes específicos para implementarla.

En el caso de España, la Comisión de Salud Pública aprobó al día siguiente la administración de esta dosis de refuerzo a personas con trasplantes de órganos sólidos y médula ósea (aproximadamente 20.000) y a pacientes en tratamiento con fármacos anti-CD20, que se utilizan de forma habitual en conjunto con quimioterapia. (unas 100.000 personas en total). Posteriormente, la estrategia se amplió a más grupos, como los pacientes en diálisis, el resto de pacientes en tratamiento oncológico y los mayores de 40 años con síndrome de Down, entre otros grupos.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More