La Fiscalía mantiene que el tesina Castor sabía las consecuencias sísmicas de las inyecciones de gas y las ocultó | Clima y Medio Circunstancia

0



La Fiscalía argumentó este lunes que los responsables del proyecto Castor retuvieron información sobre las consecuencias de las inyecciones de gas y minimizaron los daños una vez se produjeron los movimientos sísmicos en la costa mediterránea, frente a la población de Castellón de Vinaròs. Ésta fue la base de sus conclusiones en la última sesión del juicio que este lunes se vio condenatoria y en la que dos ex ejecutivos de la empresa Escal – adjudicataria del proyecto y controlada en un 66,7% – se sentaron en el banquillo. ACS—, Recaredo del Potro y José Luis Martínez Dalmau. El fiscal aseguró que la empresa conocía las advertencias del Observatorio del Ebro sobre los efectos que podría tener la inyección de gas en el depósito subterráneo donde se pretendía crear el mayor almacén de gas que se instalaría en España. Asimismo, dijo que una vez que estos movimientos comenzaron a ocurrir, la empresa minimizó los daños.

La Fiscalía retiró la redacción «riesgo catastrófico» de su informe de las consecuencias de las inyecciones de gas en el tanque, pero afirmó que la empresa, en todo momento, «ignoró» las advertencias sobre terremotos, cercanos a mil aunque de baja intensidad, que afectó la vida de los vecinos, «la intimidad familiar, la inviolabilidad del hogar y la calidad de vida». Por tal motivo mantuvo la solicitud de seis años de prisión para cada uno de los imputados por delito ambiental con riesgo de vida.

La Fiscalía, que busca indemnizar a más de un centenar de personas afectadas, destacó dos cuestiones. Por un lado, la relación que, según los expertos, existe entre las inyecciones de gas y los terremotos y, por otro, el miedo que vivieron los vecinos durante unos meses, entre septiembre y diciembre de 2013, en los que más de medio millar de temblores . «Es consistente buscar una compensación por la exposición continua a 552 terremotos», enfatizó. «Vivían con ansiedad, angustia, incertidumbre y ansiedad», agregó.

Por su parte, las defensas de los dos exdirectores, así como la de la empresa -que también se sentó en el banquillo como demandada- argumentaron que Escal actuó «de manera responsable, prudente y adecuada», lo que no pudieron haber hecho. solicitó una mayor diligencia, que la empresa tuviera controles que confirmaran el cumplimiento de los estándares y protocolos de seguridad. En todo caso, indicaron que no existe constancia de la paternidad del imputado, pues «solo confiaron en las personas calificadas que tomaron las decisiones», concluyó.

La interrupción del proyecto Castor, que era una concesión administrativa, supuso la pequeña ejecución del contrato, que preveía una indemnización en caso de avería del almacén, cuyo cierre costó 1.350 millones de euros.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More