La Iglesia vasca entona el ‘mea error’ por los casos de pederastia en su seno | Sociedad

0


El obispo electo de Bilbao, Joseba Segura Etxezarraga (centro), antes de asumir el cargo en enero de este año.Javier Zorrilla (EFE)

Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria, se pronuncia sobre las denuncias de maltrato infantil en la Iglesia: «Nunca debería haber pasado nada parecido (…) Aunque todos lleguemos tarde, lo más importante es que todavía estamos a tiempo para obtener justicia, reparación, acompañamiento y prevención», escribió la semana pasada en una carta pastoral. También el sacerdote vizcaíno Carlos Olabarri, director de la Comisión para la protección de menores y la prevención de malos tratos creada en 2019 por la diócesis de Bilbao, entonó en una Eucaristía el mi culpa para los casos de pederastia investigados: “No llegamos tarde; Vamos muy tarde. Es cierto, nos escondimos, tapamos, miramos para otro lado”. La Iglesia vasca asume así sus pecados y se compromete a colaborar para esclarecer «estos crímenes», según el prelado Elizalde.

El obispado de Bizkaia ha informado este lunes de que ha recibido hasta el momento una veintena de denuncias de abusos, de las que seis se refieren a sacerdotes diocesanos sobre los que ya se están investigando. El pasado fin de semana el Vicariato General de Bizkaia envió una carta a los feligreses que fue leída durante las misas dominicales. «El hecho de que sea un problema generalizado no nos exime de nuestras obligaciones morales específicas hacia la sociedad en su conjunto», dice la carta. “Queremos escuchar a las víctimas, investigar, reparar y, sobre todo, sanar las heridas de quienes han sufrido cualquier tipo de maltrato, sin importar cuándo ocurrió. Y esto es porque el dolor sufrido no prescribe».

En una de estas Eucaristías Olabarri, párroco de Gernika, además de leer el comunicado oficial, hacía una breve introducción en la que proclamaba: «Las únicas víctimas son los niños. No son la iglesia, ni los sacerdotes, ni la diócesis, ni las parroquias”. Además, admitió los errores cometidos por las instituciones eclesiales al afirmar que había hecho «las cosas malas», aunque «eso no quiere decir que lo que estamos tratando de hacer ahora tenga valor», aseguró en relación a las investigaciones que el La iglesia está conduciendo. . . La diócesis de Bilbao ya había reconocido la labor realizada por el diario EL PAÍS en su Informe sobre casos de maltrato infantil en la Iglesia españolapublicado el 19 de diciembre de 2021 y que ya suma 611 casos de pederastia dentro de la Iglesia y 1.246 víctimas.

Con el mismo tono de pesar y pesar, Mons. Elizalde asegura en la carta pastoral que lo ocurrido es inadmisible, debe ser corregido y requiere una investigación en la que debe colaborar la Iglesia. Es muy crítico con los religiosos y laicos que han podido intervenir en casos de pederastia: “Aquellas personas que se aprovecharon de su posición en la Iglesia para cometer estos delitos nunca debieron asumir ninguna responsabilidad pastoral, y mucho menos con los menores”. Y añade: “lo que se ha hecho nos duele mucho y nos entristece profundamente y al mismo tiempo nos anima a estar alerta ante cualquier indicio de sospecha ahora y en el futuro”.

El prelado de Vitoria afirma que su diócesis trabaja para que este problema «no se repita» y garantiza que no escatimará esfuerzos en ello y «en acompañar a las personas que en su infancia han sufrido estos hechos atroces, que han prescrito». o no por la vía civil o el abusador está muerto». Esta Iglesia quiere caminar en la verdad, por más incómoda que sea, unas veces para unos y otras veces para otros. Decir la verdad, como ejercicio de transparencia y honestidad, es una forma más de estar con las víctimas y demostrarles que no hay ocultamiento ni silencio frente a lo que les pasó”, dice en su carta.

La diócesis de Vitoria, dice su responsable, trata de «acompañar a las víctimas» al tiempo que apoya las investigaciones judiciales que se realizarán «con la colaboración de la Iglesia». Elizalde cree que la propuesta de que el Defensor del Pueblo, como «figura independiente y autónoma», dirija la elaboración de un informe con la ayuda de expertos y representantes de la Iglesia es «una medida más de transparencia y justicia».

Si tiene conocimiento de algún caso de abuso sexual que no haya salido a la luz, escríbanos con su queja a abusi@elpais.es

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More