Las bajas de más de 11.000 profesores y el cambio en las cuarentenas ponen a prueba el sistema de sustitución | Educación

0


La baja laboral de los docentes provocada por la sexta ola de la pandemia dificultó este lunes la reanudación del curso escolar en primaria y secundaria. Los contagios de covid y otras enfermedades entre los docentes -11.380 que reporta este diario en 15 comunidades, lo que representaría cerca del 1,6 % de su plantel docente- y el cambio de las cuarentenas han dejado los lunes un panorama incierto en muchas escuelas. Antes de Navidad, si el maestro de Primaria daba positivo, toda la clase estaba confinada, pero el maestro podía impartir conocimientos de forma remota si estaba asintomático y no necesitaba baja por enfermedad. Ahora si es positivo y hay menos de cinco casos en el aula, el maestro tiene que aislarse en la casa pero la clase necesitará un maestro suplente para los alumnos que siguen asistiendo a la escuela de manera presencial, por lo que aumentan las sustituciones.

Una niña a su llegada el primer día de clases en asistencia después de Navidad.Foto: ISABEL INFANTES (PRENSA EUROPA) | Video: LAURA RINCÓN

A la espera de la fotografía completa (Asturias y Cantabria no han dado datos; Cataluña ha comunicado solo las 2.088 sustituciones que ha hecho, no todas las víctimas que tiene; algunas autonomías han comunicado solo el número de ausencias por covid, otras solo el total… ), tanto el Ministerio de Educación como las comunidades han tratado de transmitir tranquilidad y optimismo porque habían adelantado que la avalancha de damnificados sería mucho mayor -hasta un 5% del profesorado-, dadas las cifras diarias de contagios durante las vacaciones. .

Pero los cálculos del ministerio (que incluyen la cifra íntegra de Cataluña) finalmente dejan el impacto inicial este lunes en el 2% (alrededor de 15.000 ausencias). Los sindicatos, en cambio, estiman porcentajes más elevados (entre el 4% y el 6%). En cualquier caso, suponiendo que la mayor parte de las ausencias se deban a la covid (lo admite el Gobierno gallego, por ejemplo), la situación supera con creces a la de antes de Navidad, cuando se alcanzó el mayor número de docentes en baja a causa de la covid desde el inicio de la pandemia: 6.897 docentes.

Paralelamente, al previsible aumento de reposiciones por el cambio de cuarentenas pactado en la Comisión de Salud Pública entre el Ministerio y las autonomías, se suma el aumento de la carga de trabajo del profesorado, pues si una clase tiene menos de cinco alumnos contagiados, el profesor tiene que dividir su trabajo entre lecciones presenciales y lecciones remotas. “El profesor asistirá a clases presencialmente y tendrá que planificar los deberes y cuidados de los cuatro alumnos confinados, aumentando así la carga lectiva”, informa Vicent Mañés, presidente de la asociación de directores de colegios públicos. El colegio público que dirige Mañes en Catarroja (Valencia) no sufrió este lunes la ausencia de profesores, sino que 25 de los 250 alumnos dijeron ser positivos por coronavirus, el 10% del alumnado.

En secundaria, Toni González Picornell, presidente de la asociación de directores de instituciones públicas de España, elevó la estimación de las ausencias de los docentes entre un 7% y un 8%. “Nos hubiera gustado tener pruebas de antígenos para hacer pequeños tamizajes y reducir el riesgo”, se quejó. A diferencia de otros países, España no ha impulsado los test de detección de covid en profesores y alumnos, a excepción de Cataluña para los contactos de los contagiados.

Alumnos del colegio La Sedeta de Barcelona, ​​el primer día de clases tras las vacaciones de Navidad.

Carles Ribas (EL PAÍS)

El número de bajas por enfermedad fue desigual en las 17 regiones, pero en algunas con alta incidencia de contagios se notó gravemente, como en el País Vasco, con 800 docentes de baja (1,9% de la plantilla), cuatro veces más hace más de un año después de la primera Navidad en una pandemia. Madrid contaba este lunes con 2.377 docentes en excedencia, el 2,5% de su plantilla de sus 90.000 docentes. El consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio, vio el vaso medio lleno y en declaraciones a RNE dijo estar más preocupado a mediados de diciembre, cuando los contagios aumentaron «mucho» y «en vertical», y que los informes de la La Dirección General de Salud Pública sobre la propagación del virus después de Navidad le dio «tranquilidad» y «seguridad» para volver a clases en presencia.

En Cataluña, la Generalitat nombró este lunes 1.517 recambios, que se suman a los 571 del pasado viernes. Si bien el gobierno no brinda datos del año anterior, sí lo hace el gremio Ustec (la mayoría del sector en la comunidad), que se nutre de información de la Secretaría de Educación. Estos reflejan un crecimiento de suplentes del 130% (1.524), respecto al primer día de clase de enero del año pasado (639). De igual forma, las tomadas el 10 de diciembre (569), inmediatamente después del puente de diciembre, se triplicaron y las asignadas casi quintuplicaron los días de noviembre y diciembre cuando se dieron más citas (unos tres días a la semana), informa. ivanna vallespín.

Por su parte, Andalucía registró este lunes 925 faltas al trabajo entre sus 106.000 docentes, 28 menos que el año pasado. El consejero de Educación andaluz, Javier Imbroda, repetía textualmente las palabras de la ministra, Pilar Alegría, que la semana pasada instaba a la cautela sin crear pánico: “Prudencia sí, pero alarmismo no. Los centros educativos funcionan con normalidad y dan ejemplo de responsabilidad, asumiendo tales circunstancias excepcionales y cumpliendo las normas. Lo fundamental es que nuestros niños y jóvenes estén en sus escuelas e institutos, que es la forma de salvaguardar sus derechos”.

En toda España, el sindicato CC OO, que eleva el rango de bajas laborales entre un 4% y un 6%, ha pedido la contratación de profesores de reserva para salvar el grado: «En el curso 2020-2021 se contrataron 39.000 y esto curso era de 20.000. El ejemplo extremo es Murcia, que ha quitado todos los refuerzos covid y también ha reducido el cupo ordinario. Hoy es imposible mantener el cupo de 20 alumnos por clase y la distancia de seguridad de metro y medio”, critica Francisco García, responsable de Educación de CC OO. “Para indemnizar a las actuales víctimas habría que contratar con urgencia a unos 37.000 docentes, pero incluso en dos o tres semanas la situación podría empeorar por no adoptar las medidas suficientes”, añade García.

La foto fija de esta vuelta al cole después de Navidad será entregada este viernes por el Gobierno tras haber recogido todas las cifras de absentismo de las 17 comunidades. El 24 de diciembre se registró el pico de estudiantes y docentes en cuarentena: 176.745 estudiantes fueron aislados (2% de 8,5 millones) y 27.456 dieron positivo por coronavirus. En tanto, 6.897 docentes estaban en cuarentena (0,9% de 741.211 docentes) y 5.769 de ellos estaban contagiados. Apenas 20 días antes, el 3 de diciembre, el número de docentes en cuarentena era de un tercio: 2.179.

Entre los estudiantes confinados en casa justo antes de Navidad, destacaban por regiones los 66.650 estudiantes catalanes (4,72%) y los 39.446 estudiantes madrileños (2,8%), lejos de otras regiones como el País Vasco, con 15.401 estudiantes aislados. Sin embargo, el porcentaje de alumnado vasco es similar al registrado en Cataluña (4,3%) y Andalucía no comunica su número de alumnos al Ministerio de Educación. Paralelamente, justo antes de Nochebuena había 5.433 aulas (un 1,3% de 416.872) de 1.647 centros en cuarentena por brotes. En este diagnóstico global, el 24 de diciembre había solo 12 centros educativos cerrados (0,04% del total).

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN a Facebook Y Gorjeo, o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More