Machu Picchu se estableció dos décadas antaño de lo pensado | Ciencia

0


Descripción general de la ciudadela Inca de Machu Picchu, Perú.Corbis

Un grupo de investigadores estadounidenses ha revelado que la ciudadela sagrada de Machu Picchu, el sitio arqueológico más visitado del Perú, fue fundada dos décadas antes de lo que se pensaba, alrededor de 1420. El hallazgo confirma lo señalado por un equipo de arqueólogos peruanos que El año pasado informó esta fecha con base en pruebas de radiocarbono sobre restos de cenizas y semillas de la ciudadela, dijo este miércoles el arqueólogo José Bastante Abuhadba, titular del Parque Arqueológico y Santuario Histórico ubicado en Cusco, en el sur del país.

Machu Picchu fue el centro político, administrativo y religioso de los Andes y los Incas, «pero serviría como la capital de esos espacios y la gran zona de Vilcabamba, construida en un centro neurálgico de interacción en la Amazonía», describe. el oficial peruano.

Más información

El periódico El guardián informó el miércoles los resultados de un equipo dirigido por el profesor de la Universidad de Yale Richard Burger, quien señaló que los resultados de los métodos modernos de medición de radiocarbono «sugieren que la discusión del desarrollo del imperio inca basado únicamente en documentos coloniales requiere una revisión».

Dado que los documentos coloniales no brindan información suficiente y el sistema de registro de información prehispánico basado en un sistema de nodos, el quipus, no era interpretable por los europeos que llegaron a territorio estadounidense en el siglo XVI, Burger utilizó un espectrómetro de masas con aceleradores hasta hoy 26 restos humanos de Machu Picchu. La investigación del equipo liderado por Burger fue publicada en la revista antigüedad, y sugiere que la ciudadela sagrada de Machu Picchu fue utilizada de manera continua entre 1420 y 1530, coincidiendo esta última fecha con la conquista española del Imperio Tahuantinsuyo, indica El guardián.

«En cuanto a las fechas de los colegas norteamericanos, nos alegra que sus resultados sean bastante similares a los nuestros: el primero que obtuvimos para el caso de la construcción inca de Machu Picchu fue 1420», dice el funcionario peruano, quien publicó una investigación con su equipo en una revista de la Universidad de Arizona el año pasado.

El responsable del Parque Arqueológico Machu Picchu explica que el equipo de Burger midió muestras de cavernas funerarias, «de los individuos que fueron recuperados de la expedición de Hiram Bingham», el estadounidense a quien se le atribuye el descubrimiento de la Ciudadela Inca entre 1911 y 1912 «. Midieron los restos antes de devolver los materiales arqueológicos y óseos al Perú ”, agregó Bastante. Entre 2011 y 2012, el gobierno peruano logró repatriar más de 4.800 piezas de la colección Bingham de la Universidad de Yale, que fueron declaradas patrimonio cultural de la nación en 2019. Estas piezas se encuentran bajo la custodia de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco.

Baste recordar que el área total de la ciudadela sagrada comprende 37.000 hectáreas, de las cuales solo diez se pueden visitar a la llegada. “No solo está la llacta (ciudadela en quechua), hay 60 monumentos arqueológicos en el parque de Machu Picchu y las investigaciones interdisciplinarias son permanentes, trabajamos continuamente. En el sitio arqueológico de Choquesusuy, ubicado en la zona, hemos fechado restos del año 1380. Asimismo, se necesita mucha más datación, obviamente comprobada y correcta ”, agrega.

Más visitantes nacionales

Solo agregue que desde noviembre, cuando Machu Picchu reabrió luego de cerrar debido a la epidemia, han recibido casi 150.000 visitantes hasta el 31 de julio. La novedad es que la proporción de visitantes se ha revertido: «ahora el 70% son nacionales y el 30% extranjeros», dijo. El mes con mayor afluencia de turistas fue julio, con 51.868 personas.

La titular del Parque Arqueológico califica esta inversión en la proporción de visitantes nacionales por primera vez en la historia de Machu Picchu como sumamente interesante. “Es un punto de referencia de nuestra identidad, del turismo a nivel nacional y sudamericano, pero los peruanos tenemos la obligación y el derecho de visitar Machu Picchu de manera ordenada y contribuir a su conservación. Debe existir el respeto que uno debe tener cuando se va a un lugar sagrado de cualquier religión ”, dijo.

“Es un lugar sagrado para las montañas, por la transformación del paisaje por parte de los incas, por la densidad de templos en el lugar y porque no era un lugar de morada masiva, sino más bien restringido a quienes ejercían el poder. Si tuviéramos que trazar el paralelo con un lugar santo cristiano-católico: los visitantes no se suben a los bancos de una catedral, ni gritan, ni se desvisten ”, añade Bastante.

Registrate aquí para Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More