Notarios voluntarios al rescate lento de los afectados por el volcán de La Palma | Sociedad

0


El volcán de La Palma no solo ha enterrado los planes de vida de cientos de familias y empresarios a decenas de metros de profundidad. Su lava, paradójicamente, también ha sacado a la luz un caos administrativo acumulado tras generaciones de herencias mal escritas, donaciones y traspasos de tierras cerradas en escrituras privadas nunca inscritas en ningún registro, cultivos o fincas sin dueño escrito; depósito, precontratos o hipotecas derribados por el magma. O construcciones irregulares construidas con toda la ternura y calidez del amor, pero sin la necesaria frialdad y sequedad de la burocracia.

“Nada más llegar me di cuenta de la situación”, recuerda Francisco Cantos, decano del Colegio de Notarios de Valencia. “No pasa aquí como en otras partes de España, donde todo está debidamente registrado. En La Palma hay mucho construido sin permiso, fuera de servicio… ”. Cantos es uno de los tres titulares que el Consejo General de Notarios ha asignado a la isla. Su tarea es abrir un notario de emergencia en el municipio de El Paso. La del decano del Colegio de Canarias, Alfonso Cavallé, está a cargo de la de Los Llanos de Aridane; y el catalán, José Alberto Marín, hace lo propio en Tazacorte. Los tres comparten una misión: orientar y asesorar a las víctimas para obtener las pruebas documentales necesarias que les permitan demostrar sus derechos de acceso a ayudas, indemnizaciones o precios justos. Gratis.

Mari Carmen Medina es una de esas personas que necesita asesoramiento legal. Es mediodía en la Plaza de España de Los Llanos de Aridane y sale de la notaría con un nudo en la garganta. «Lo perdimos todo en Todoque: mi casa, la de mi hijo, la de mis hermanos …», explica sin poder contener las lágrimas. Los registros de su casa y terreno, asegura, están en regla, y aprieta una carpeta de cartón contra su pecho. “Recibí la casa como donación hace unos años”, recuerda. La casa de su hijo está en una situación diferente, explica esta ama de casa. «Tenía un pequeño jardín y mi hijo me pidió que construyera una casa en el terreno … ¿Qué haría yo si no tuviera dinero?» Su hijo «trabajaba mucho» en esa casa. «Pero nunca lo grabó», admite Medina.

Municipio de La Laguna visto desde Tacande (La Palma).Luis Sevillano (EL PAÍS)

«Nos encontramos con muchos casos diferentes», explica Cavallé en su oficina improvisada. «Hay personas que no tienen escrituras, o las tienen, pero no las han actualizado después de hacer las reformas». «La idea», completa Cantos, «es documentar la situación que existía cuando llegó la lava y tener claro qué personas tenían qué derechos».

El Valle de Aridane ocupa gran parte de la parte occidental de la isla, dividido en dos por la sierra de Cumbre Vieja en la que explotó el volcán. El occidental es un territorio eminentemente agrario, a diferencia del oriental, donde se ubica la capital, Santa Cruz de La Palma, donde predomina el trabajo administrativo. Como era de esperar, los últimos han descrito tradicionalmente a los primeros como magos (Canarianismo que significa persona que vive y trabaja en el campo). Los habitantes del valle, por cierto, se refieren a los Santacruceros como portugués.

A su muerte, estos hacendados los distribuyen entre sus hijos. Y lo común era lograrlo hijas, escritura privada que firman los herederos y con la que se reconocen sus respectivas propiedades. «Estos documentos no han pasado ni por Hacienda ni por el Registro», dice Cantos. Aparecen, eso sí, en el Catastro. «Pero el Registro de la Propiedad no te dice quién es el propietario, sino quién es el contribuyente».

DVD 1081 (08 11 21).  La Palma.  Volcán Cumbre Vieja.  Los Llanos de Aridane.  El personal del Consejo General de Notarios en una oficina temporal ayuda a las personas afectadas por la erupción.  © LUIS SEVILLANO
DVD 1081 (08 11 21). La Palma. Volcán Cumbre Vieja. Los Llanos de Aridane. El personal del Consejo General de Notarios en una oficina temporal ayuda a las personas afectadas por la erupción. © LUIS SEVILLANO Luis Sevillano

Es el caso de Delia González, auxiliar de enfermería con dos hijos de 22 y 27 años, «de humor normal». Perdió su domicilio en el municipio de La Laguna, donde estaban empadronados los tres. Hace años, su padre dividió su propiedad entre sus 14 hijos. “Dejó un trozo para cada hijo, con una hija cada uno. Luego mi hermano me vendió, otros se fueron … «. Y lo que más le preocupa: «No tengo los documentos, y las ayudas tardan en llegar … Recibí apenas 380 euros».

Esta es una de las tareas que deben asumir los notarios de las tres oficinas: testificar que las personas residían donde dicen que residen. Facturas, testigos, edictos … «Ahora la tarea es orientar las palmas para que recojan toda la información que puedan», resume Cavallé. «Más tarde es cuando tendremos que ponernos manos a la obra para poder redactar una escritura notarial». Y todo ello, avalado en todo momento por los datos del Catastro. «Uno de los mejores del mundo», según Cantos.

Muchas de las palmeras han aprovechado para poner en orden sus papeles, como Yeray González, un vecino de Las Manchas que se apresura a asegurar su casa en caso de que finalmente caiga a merced del magma. O como muchos otros, intentar registrarse en casas que simplemente ya no existen, según Cantos. «Algo que dudo mucho que se pueda hacer legalmente».

Al final de las dos semanas que comenzaron el 2 de noviembre comenzarán los turnos rotativos entre notarios de toda España. «Al final», coinciden Cavallé y Cantos, «la solución más sencilla será la expropiación del terreno arrasado, pagarlo a precios de mercado y permitir la construcción en las zonas vecinas por ley», afirman. «Pero esta es una decisión política», aclara Cantos.

Y mientras tanto dependerá de los notarios poner orden en el caos administrativo que ha descubierto el volcán. «Al final», reflexiona el notario, «la lava lo legalizó todo».

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More