Pedro Duque: El ministro que no llegó a pisar la Espejo | Ciencia

0 8



El ministro de Ciencia, Pedro Duque, pidió hace apenas un año a la ciudadanía, en una entrevista con EL PAÍS, “un margen de confianza” para demostrar los beneficios de sus políticas. El exastronauta, designado el 6 de junio de 2018, no contaba con ese margen de confianza por parte del primer ministro, Pedro Sánchez, quien lo despidió este sábado junto a otros ministros. Duque deja atrás un aumento del 60% en las inversiones en ciencia gracias a fondos de la Unión Europea y nuevos programas de innovación para grandes iniciativas empresariales estratégicas. Le sustituirá Diana Morant, actual alcaldesa de Gandia (75.000 habitantes, Valencia).

El ingeniero aeronáutico español que ha estado en el espacio dos veces ha tomado las riendas del Ministerio de Ciencia con escasos presupuestos, heredado del ejecutivo de Mariano Rajoy, prorrogado hasta 2020 debido a la inestabilidad política en España. Su nombramiento ha producido “esperanza” en la comunidad científica, como señala Jorge Barrero, director general de la Fundación Cotec, dedicada a promover la innovación. “Quizás su mayor legado es un presupuesto que finalmente no ejecutará. Yo diría que fue un poco la mitad. Su año fue ciertamente este: el año en que pudo empezar a hacer política, porque pudo tener un presupuesto. Yo diría que es como el astronauta Michael Collins: llegó a la luna, pero no la pisó ”, dice Barrero.

Duque encontró en 2018 un sistema de ciencia pública en demolición tras un recorte presupuestario del 30% en la década anterior, con una plantilla muy envejecida y con contratos precarios para los más jóvenes. “Las condiciones para los científicos son peores que en 2010”, admitió el ministro hace un año. Su ministerio propuso un Pacto por la Ciencia y la Innovación en octubre pasado, con el objetivo de obtener más fondos y estabilizar a los científicos del sector público. Este año, su equipo se centró en la reforma del derecho científico, con un borrador criticado por estar “en contra de la excelencia científica”, según la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), que agrupa a 84 organizaciones.

“La situación de la investigación en España sigue siendo negativa”, afirma la física Perla Wahnón, presidenta de la Confederación de Sociedades Científicas de España

Física Perla Wahnón, presidenta de COSCE, reconoce el “impulso” que ha dado Duque al Pacto por la Ciencia y la “necesaria” reforma legal del sistema, pero es muy crítica. “Aunque el presupuesto ha aumentado, no se ha hecho lo suficiente y la situación de la investigación en España sigue siendo muy mala”, apunta. El conjunto del Gobierno español, aún con los presupuestos extendidos de Rajoy, invirtió el año pasado alrededor de 2.658 millones de euros en investigación, desarrollo e innovación científica, casi un 42% menos que en 2009, según datos del mismo ministerio de Ciencia.

Duque puso en marcha en 2019 un paquete de medidas urgentes para acabar con la burocratización que se ha apoderado de la ciencia española desde 2014, cuando el gobierno del PP impuso un control estricto sobre el gasto en los laboratorios públicos, con un papeleo interminable para adquirir los materiales más básicos. Wahnón lamenta que estas medidas de 2019 “no hayan sido tan efectivas como se esperaba” y que persistan excesivos “obstáculos burocráticos y legales”. El presidente de la COSCE denuncia “la extrema precariedad y temporalidad del sector” y pide “que se refunda el sistema de la ciencia, para que sea tratado como una cuestión de Estado”.

Bioquímica María Blasco preside la alianza SOMMa, que agrupa a más de 50 importantes centros de investigación españoles. Según él, Pedro Duque “siempre ha escuchado” sus peticiones y defendió el programa de los Centros Severo Ochoa y las Unidades María de Maeztu, una iniciativa para crear instituciones de excelencia en España. “Es fundamental que no solo se apoye, sino que se amplíe. Los obstáculos administrativos a la ciencia continúan y deben abordarse para frenar la pérdida de talento ”, advierte Blasco, también director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de Madrid.

Pedro Duque suele bromear con que más de la mitad de los españoles piensan que ha viajado a la luna, cuando la realidad es que estuvo en el espacio nueve días en 1998 y otros 10 días en 2003, a apenas 400 kilómetros de altitud. Ahora no pisará la Luna de los mayores presupuestos científicos de la historia de España. Pero esta vez se quedó más cerca.

Puedes escribirnos manuel@esmateria.com o seguir IMPORTA en Facebook, Gorjeo, Instagram o suscríbete aquí al nuestro Boletin informativo.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More