¿Qué le pasa a un cuerpo humano si le cae un chispa? | Las científicas responden | Ciencia

0


Un relámpago ilumina el cielo sobre el distrito de Oder-Spree en Jacobsdorf, Alemania.PATRICK PLEUL

La lesión por rayo, como lo llamamos en medicina, es una descarga de una corriente eléctrica atmosférica en el contexto de una tormenta. Sus características son su velocidad, dado que dura apenas unos milisegundos, su potencia, de hasta 10 millones de voltios, y una altísima temperatura, de hasta 8.000 °C. Y estas características explican lo que encontramos en las personas a las que llega. Lo primero que tengo que decirte es que puede causar muchas lesiones de diversa gravedad según la ubicación. Aunque también hay que aclarar que es una patología muy rara. Llevo más de 15 años en cuidados intensivos y solo lo he visto una vez. Es cierto que en algunos lugares la incidencia es mayor, como en Estados Unidos, donde hay unos 1.000 casos cada año (principalmente en Florida), y muchos también en India. Pero en Europa es muy raro, alrededor de 10 o 15 personas cada año.

En cuanto a las lesiones que se producen, lo primero es el impacto. El enorme poder puede causar un trauma brutal. Este traumatismo puede ocurrir de dos formas: el rayo puede caer directamente sobre la persona o también puede caer al suelo cerca de ella, y en este caso, cuando el rayo entra por los pies, las lesiones se producen de abajo hacia arriba. Ese golpe intenso, venga de donde venga, lo primero que puede provocar es un politraumatismo y nos podemos encontrar con fracturas en cualquier hueso del cuerpo. Además, también se producen quemaduras. Aunque podamos pensar que lo lógico es que nos encontremos con quemaduras profundas y muy graves, lo cierto es que no es así porque, aunque la temperatura es muy alta, el contacto del rayo con el cuerpo es tan corto que no hay No. Es hora de quemaduras profundas (que solo vemos en el 5% de los pacientes). Normalmente, si hay quemaduras, son superficiales. Y esas quemaduras ocurren justo donde cayó el rayo.

Otras lesiones comunes son causadas por la metalización. Si la persona afectada lleva objetos metálicos como aretes, anillos, pulseras, etc., el rayo hace que estos se atasquen en la piel. Y finalmente, la parte más importante son las lesiones de órganos. Entre el 25 y el 30% de las personas alcanzadas por un rayo mueren instantáneamente porque su corazón se detiene. Es interesante saber que, por ejemplo, en un triaje después de un accidente aéreo, a las personas en paro cardíaco no se les hace RCP porque se sabe que no sobrevivirán (el paro es por lesiones traumáticas internas severas), pero, con una persona que ha sido alcanzada por un rayo, es al revés. Cuando estás en un paro cardíaco por un rayo, necesitas resucitar y, además, por un tiempo más largo de lo habitual, que es de unos 30 o 40 minutos. Lo que hemos visto es que estas personas tienen más probabilidades de continuar porque, en realidad, el paro cardíaco no se debió a una falla estructural del corazón, sino a la corriente eléctrica que lo detuvo.

Los rayos también pueden afectar el cerebro. Los pacientes a los que les ha sucedido esto varias veces llegan en coma y con deterioro de la memoria que puede durar muchos días. La parálisis también es frecuente, pero temporal porque ni siquiera se debe a una falla estructural, sino al enorme espasmo de los músculos de las extremidades cuando el rayo golpea el cuerpo. Este espasmo muscular también libera ciertas sustancias que se pueden acumular en los riñones, por lo que también es frecuente que se produzca insuficiencia renal a medio o largo plazo en estos pacientes.

Y por último, no debemos olvidar la afectación en los órganos de los sentidos. La rotura de los tímpanos es muy común y hasta el 80% de las personas alcanzadas por un rayo la padecen. Y, a nivel oftalmológico, hay que advertir a estos pacientes que tienen un alto riesgo de sufrir cataratas en el ojo, aunque no en el momento del rayo, sino meses o incluso años después.

Begoña Zalba Etayo Es el jefe de la Unidad Polivalente de la UCI del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

Pregunta enviada por correo electrónico desdepaola garcia

Coordinación y edición:toro de la victoria

Respondemos es una consulta científica semanal, patrocinada por la Fundación Dr. Antoni Esteve y el programa L’Oréal-Unesco «Por Mujeres en la Ciencia», que responde a las preguntas de los lectores sobre ciencia y tecnología. Son científicas y tecnólogas, integrantes de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), quienes dan respuesta a estas preguntas. Envía tus preguntas ausrespondemos@gmail.como en Twitter #nosotrasrespondemos.

Puedes seguir PREGUNTA en Facebook, Gorjeo Y Instagramo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More