¿Qué relación tiene el frío con el catarro y la constipado? | Las científicas responden

0



Al principio se pensó que era solo el frío, pero hay varios estudios que indican que las bajas temperaturas por sí solas también pueden hacer que los virus sean más resistentes. El resfriado común o resfriado es causado por varios tipos de virus: rinovirus, adenovirus y también algunos tipos de coronavirus (además del SARS-COV-2 que causa el covid) y la gripe debida al virus de la gripe. Lo que sucede con las bajas temperaturas es que la mucosa de la nariz se seca, se vuelve más frágil y por tanto funciona peor como barrera a la entrada de estos virus.

Por otro lado, como te dije al principio, los virus tienen una capa lipídica que se vuelve más resistente en climas fríos. Y además, la propia hipotermia, es decir, la disminución de la temperatura corporal, también reduce parcialmente el buen funcionamiento del sistema inmunológico. La proteína predominante en la mucosa es la inmunoglobulina A, si el virus es más resistente, si la nariz se vuelve más frágil, la inmunoglobulina A actúa peor. Y si a esto le sumamos que el propio sistema inmunológico pierde algo de su eficacia, tenemos una situación que, de hecho, provoca un aumento de los resfriados, en otoño, y de las gripes, en invierno.

A todo esto hay que añadir que cuando bajan las temperaturas pasamos más tiempo en interiores con otras personas y esto siempre favorece la circulación de estos virus que se transmiten por el aire de persona a persona. Lo mismo ocurre con los resfriados y la gripe, pero la gripe llega más tarde: en enero o febrero, aunque unos años antes sea a finales de diciembre.

No es el resfriado lo que nos afecta directamente, pero las bajas temperaturas provocan una serie de situaciones que son las que hacen que los virus que se transmiten por las vías respiratorias nos afecten más.

Si seguimos usando mascarillas en casa este año, es muy probable que no haya una ola significativa de resfriados y gripe. Pero siempre y cuando tengamos cuidado, que usemos la mascarilla correctamente, que nos lavemos las manos y continuemos con el resto de medidas de higiene tomadas para frenar la epidemia de COVID-19. Y, debido a que se transmiten de la misma manera, estas medidas también actúan como barrera para los virus que causan resfriados y gripe. No parece que la incidencia sea tan baja como el año pasado porque ya estamos sin mascarilla en la calle y la capacidad permitida es prácticamente del 100%. Y por más fresco que sea el aire, todos deberíamos usar una máscara. Las terrazas son también otra fuente de contagio porque estamos muy cerca unos de otros y nos quitamos las máscaras para comer y beber y también para hablar, y luego las gotitas salpican. En mi opinión, deberíamos seguir usando la máscara al menos hasta marzo. Si lo hacemos, la gripe y el resfriado continuarán, pero la transmisión disminuirá. Es una forma de colocar barreras físicas a los virus que es muy eficaz y puede reducir en gran medida la cantidad de resfriados y gripes comunes.

Maria Elisa Calle Purón es especialista en epidemiología, medicina preventiva y salud pública.

Pregunta enviada por correo electrónico desde Paula García Pasaro

Coordinación y redacción: Victoria Toro

Nosotros contestamos es una clínica científica semanal, patrocinada por el Fundación Dr. Antoni Esteve y el programa L’Oréal-Unesco «Para las mujeres en la ciencia», que responde a las preguntas de los lectores sobre ciencia y tecnología. Son científicos y tecnólogos, socios de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnológicas), los que responden a esas dudas. Envíe sus preguntas a nosotrasrespondemos@gmail.com o en Twitter #nosotrasrespondemos.

puedes seguir PREGUNTA Sobre Facebook, Gorjeo Y Instagram, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More