Rebecca Wragg Sykes: “Los neandertales tuvieron mucho éxito, no fueron unos fracasados” | Ciencia

0


La relación de los neandertales con este mundo se originó hace unos 350.000 años. Rebecca Wragg Sykes (Londres, 40) vino con ellos cuando solo tenía 14 años. Durante una visita organizada por su escuela, Wragg Sykes pudo conocer de primera mano cómo se trabajaba en un yacimiento arqueológico de época romana. «Entonces me di cuenta de que quería estudiar arqueología», dice.

Años después, un video proyectado en el museo de la cueva de Altamira le hizo acercar su atención a lo que realmente le apasionaba. Los restos romanos estaban bien, pero el período Pleistoceno fue un desafío mucho más «emocionante». «No tenemos textos, no tenemos documentos escritos, pero incluso en comparación con épocas prehistóricas más recientes, no tenemos mucho material, por lo que tenemos que ser aún más inventivos para extraer la mayor cantidad de información posible». «dice Wragg Sykes en una entrevista por videoconferencia.

Más información

Quince años de estudio se han concentrado ahora en su libro, Neandertales: la vida, el amor, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos (Editorial GeoPlaneta), que llega a las librerías españolas hoy, 1 de septiembre, y que Los New York Times incluido en los 100 más destacados de 2020. “Una historia completamente nueva sobre los neandertales que sintetiza miles de estudios académicos en una sola historia accesible”, dice este medio sobre el libro en una de sus críticas. El objetivo es acercar al público los grandes descubrimientos recientes sobre los neandertales, pero también otros detalles sobre su vida y su vida diaria que no encuentran espacio en muchos medios convencionales.

Solicitud. ¿Cuál fue su objetivo al escribir el libro?

Respuesta. Los neandertales son interesantes porque aparecen mucho en los medios. A menudo digo que las celebridades son lo que son las celebridades. Si hay un descubrimiento sobre los neandertales, a menudo se oculta. Pero lo que no se cubre es otra información que los arqueólogos conocen y que es difícil de explicar en un solo artículo. Así que quería escribir un libro que reuniera todo lo que la arqueología moderna puede decir sobre los neandertales, incluidos los grandes descubrimientos, pero también sobre cómo funciona la arqueología en la actualidad. Quería señalar los diferentes desafíos en lo que hacemos y cómo los resolvemos para crear este conocimiento tan rico sobre la vida neandertal. Creo que a veces no se comunica fuera de nuestro alcance. Algunos de los temas principales que aparecen en la televisión o en los grandes periódicos suelen ser sobre la extinción y quería hablar del resto de los neandertales, los 300.000 años antes de que eso sucediera, que también son muy interesantes. Y quería pensar en ellos en sus términos, sin tenernos en segundo plano.

«La oportunidad y la suerte juegan un papel fundamental en lo que nos pasa como especie»

pag. ¿Cómo fue el proceso de creación, con la pandemia involucrada?

R. Empecé a hablar de ello con mi editor hace unos 8 años, pero en realidad me llevó unos tres años y medio escribirlo. Comencé a escribirlo a principios de 2017 mientras estaba en Francia y luego regresé al Reino Unido. Si bien ha sido una experiencia maravillosa escribir para todos los públicos, es difícil cambiar entre el lenguaje académico, donde para cada ejemplo tienes que confiar en una prueba de ADN o demostrar tu punto. Tuve que reestructurar el libro. Era el doble de lo que es ahora. Por todas estas razones, el proceso de escritura fue difícil, aunque disfruté escribiendo la introducción a los capítulos, que son mucho más narrativos. Realmente lo disfrute. En cuanto a la pandemia, no fue difícil para mí en comparación con lo que otras personas han tenido que afrontar profesionalmente. Al final del libro menciono el covid y la pandemia porque el epílogo ya estaba centrado en los problemas existenciales en torno a la crisis climática y en las preocupaciones de la gente en torno a este tema. La pandemia fue otro elemento que ayudó a completar ese aspecto del libro. Para mí hizo hincapié en que las oportunidades y la suerte juegan un papel fundamental en lo que nos pasa como especie y creo que es muy importante.

pag. Una de las anécdotas más interesantes es la del origen del nombre de los neandertales. ¿De dónde viene?

R. Es una de esas extrañas conexiones históricas. Hay tantas cosas antiguas en la historia de los neandertales que ni siquiera las he incluido, ya que son extremadamente raras. Por ejemplo, en un momento de la Segunda Guerra Mundial había un cráneo de neandertal debajo del altar de una antigua iglesia católica en Roma. [Ríe] Algo muy extraño. Probablemente sean los únicos restos que han quedado bajo una catedral católica. El nombre de la especie de Neandertal proviene originalmente de la cueva Feldhofer en Alemania, que se encuentra en el valle de Neandertal. [Neandertal, en alemán]. Ese valle lleva el nombre de un poeta y compositor [Joachim Neander] desde el año 1600, unos cien años después de su muerte. Pero antes ya era un valle muy hermoso, era un lugar muy turístico, donde la gente se inspiraba. Lo curioso es que el apellido original de esta familia era Neumann, pero al estilo de la época su abuelo cambió su apellido y adoptó el de Neander. Neumann significa «hombre nuevo». Por lo tanto, el valle de Neander fue llamado sin saberlo el «Valle de los Hombres Nuevos» muchos años antes de que se encontraran los primeros restos de Neanderthal. No puedes imaginar un lugar mejor.

pag. Al leer el libro, se siente como si supiera todo sobre los neandertales. ¿Es eso así?

R. Hay muchas cosas que desconocemos. No sabemos cuál es el punto más oriental donde vivían. La cueva de Denisova, en Siberia, es el punto más oriental donde hemos encontrado restos. Pero el hecho de que sea el punto más oriental que hemos encontrado no significa que sea el punto más oriental al que han llegado. Entre Denisova y el Pacífico solo hay la estepa y algunas montañas, pero no hay razón para que no puedan ir mucho más lejos. Tampoco sabemos hasta qué punto pudieron moverse como individuos. Tenemos dos formas de medirlo. Podemos mirar los isótopos en sus huesos, que nos dicen que podrían caminar unos 50 kilómetros. Pero puede que no sea una medida real. La única otra forma en que podemos hacer esto es rastrear la piedra de las herramientas que crearon y decir que un instrumento vino de una montaña a 100 o 300 kilómetros de distancia. Cuando tienes distancias tan grandes, ¿significa eso que los neandertales se han movido individualmente hacia arriba en esas escalas? ¿O entregaron ese tipo de artículos, en algún tipo de intercambio? Aún no lo sabemos.

Ni siquiera entendemos completamente por qué hay tantas formas de hacer herramientas de piedra, por qué las hubo. No fueron hechos de una manera, y no sabemos por qué todos los grupos neandertales conocían todo tipo de tecnología. Es muy difícil de decir. Si tiene un sitio muy bien conservado, puede decir cosas asombrosas sobre lo que estaba sucediendo allí, cómo ese lugar está conectado con otros sitios, con el paisaje. Pero hay aspectos fundamentales que desconocemos. ¿Se movieron en grupos? ¿Cuantas veces? Es difícil de decir. Podemos mirarlo desde una perspectiva individual y decir «tal vez se movieron mucho entre grupos», pero demostrar que todos lo hicieron es difícil, porque vivieron una gran cantidad de tiempo y un área grande. Creo que lo que estamos mejorando es entender que deberíamos esperar que haya mucha diversidad en las cosas que han hecho.

«No hay neandertales a nuestro alrededor y queremos explicarlo de una manera que nos ponga en una buena posición».

pag. El libro también tiene como objetivo romper los clichés que rodean a la figura de Neandertal. ¿Por qué estos clichés están tan arraigados?

R. Creo que es un poco extraño, porque los neandertales fueron los primeros homínidos que conocimos. Fue la primera vez que supimos que había otro tipo de humano en el planeta. Habían demostrado ser algo para enfrentarnos desde el comienzo de los orígenes humanos. Creo que en este sentido siempre hemos mirado con mucho entusiasmo las diferencias y hemos recalcado que son como basura. Tenemos una opinión negativa porque queremos explicar por qué ya no estoy aquí. No hay neandertales a nuestro alrededor y queremos explicarlo de una manera que nos coloque en una buena posición. Y queremos hacerlo de esta manera porque así es como enmarcamos nuestra explicación de las cosas. Ciertamente, existe una visión negativa persistente de los neandertales, tanto en la ciencia como en la cultura. Pero por otro lado, si me encuentro con alguien, en un tren o en una situación similar, y le digo que trabajo con neandertales, muy a menudo la gente me dice ‘oh, no son tan estúpidos como pensaba’. Pero la gente todavía está feliz de usar la palabra Neanderthal como un insulto. Que se haya separado de la arqueología, el insulto sigue ahí.

pag. Pero los neandertales vivían en grupos, cuidaban a otros, dormían en camas, se interesaban por el arte, tenían una cultura y algo así como un idioma. Algunos podrían pensar que, después de todo, no somos tan diferentes.

R. Si miras lo que hay Homo sapiens Lo hicieron en la época en que los neandertales estaban vivos, la mayor parte de ese tiempo, hace entre 350.000 y 40.000 años, los restos arqueológicos son muy similares. Hay muy poca diferencia. Es solo poco después de 100,000 o 60,000 que comienza a ver algunas diferencias en la estética y quizás incluso en algunas tecnologías de caza. […] Creo que una de las grandes cosas que pueden marcar la diferencia, en términos de extinción, es que en este punto los grupos de Homo sapiens tenían una organización social diferente. Tenemos evidencia arqueológica de objetos simbólicos, como colgantes de piedra. La genética también sugiere que los primeros grupos de Homo sapiens no estaban aislados unos de otros. Vivían en pequeños grupos, pero estaban bien conectados. Y suena muy similar a lo que vemos en la reciente población de cazadores-recolectores. La gente se movía continuamente entre grupos. Muchas de estas personas no estaban relacionadas con la sangre, pero tenían amplias redes de apoyo. Y eso es lo que quizás los neandertales no tenían, así que creo que está relacionado con las comunidades sociales de los primeros. Homo sapiens que quizás realmente marcó la diferencia.

Portada del libro ‘Neanderthal: la vida, el amor, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos

pag. Los neandertales eran casi tan inteligentes como nosotros, pero de todos modos han desaparecido. ¿Podemos aprender algo de esto?

R. Creo que tenían una inteligencia impresionante y, en cierto modo, podemos decir que era lo mismo. Pero tal vez no pensaban en el mundo exactamente como nosotros, como esa idea de las uniones entre personas. Quizás no hayan hecho tantas conexiones entre ideas. Creo que tenemos que pensar que los neandertales tuvieron mucho éxito en lo que hicieron, no fueron fracasos. Creo que es una buena comparación observar la historia profunda de la Tierra y las grandes extinciones masivas anteriores. Y a menudo hay animales que se han adaptado muy bien al medio ambiente y aún se extinguen. Hubo un elemento de suerte. Y tenemos que preguntarnos por qué tomó tanto tiempo. Lo sabemos Homo sapiens dejaron África hace entre 150.000 y 200.000 años. Si éramos tan superiores, ¿por qué tardamos tanto en sustituirlos y llegar a Europa? ¿Por qué pasó tan tarde? Más aún cuando lo que vemos de ese período de tiempo es que ha habido numerosos encuentros, por lo que vemos a través de la genética, sabemos que ha habido un cruce de razas. Hay algo diferente y quizás la suerte sea el factor principal. Nuestro deseo de conectarnos con todos y socializar no nos hace más inteligentes, solo nos hace diferentes. Y esto podría ayudar.

puedes seguir PREGUNTA Sobre Facebook, Gorjeo Y Instagram, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More