Tomás Cobo: “Debemos suministrar las mascarillas en sitios como teatros o transporte manifiesto” | Sociedad

0


Tomás Cobo, de 59 años, de Santander, es presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos desde febrero. Asumió oficialmente el cargo a principios de octubre en la primera junta directiva conjunta de la institución en su historia. En la semana en la que se celebra el primer día de la profesión médica (sábado), se repasan los principales retos y problemas de los médicos en España: precariedad, crisis de atención primaria, pandemia, aborto, eutanasia.

Solicitud. En su discurso de inauguración, pidió un gran pacto de sanación. ¿En qué debe consistir?

Respuesta. Tenemos 20 documentos en los últimos 10 años. Todas las fuerzas políticas deben ponerse de acuerdo para establecer una estrategia, te lo hemos dicho mil veces, queremos que actúes y te conviertas en líder. Se necesita un pacto a largo plazo que no dependa de quién esté en la Administración en cada momento.

pag. ¿Con que objetivos?

R. El primero es prestar atención y escuchar a los profesionales de la salud. Es particularmente urgente en el campo de la atención primaria, que está sumido en una gran crisis. Tiene una gran desconexión con el hospital. Y tenemos un problema estructural en nuestro Sistema Nacional de Salud (NHS) que son los salarios, que son mucho más bajos que en Europa. Hay una precariedad laboral que afecta al 50% de los médicos, a veces con contratos por días. La formación continua debe ser otro de los grandes ejes de este acuerdo. El pacto de salud debe defender el modelo que tenemos: universal, público y gratuito. Lo creemos? Si la respuesta es sí, veremos qué plan haremos para apoyarlo, porque de lo contrario habrá una deriva progresiva hacia el sector privado, tanto de pacientes, agotados por las listas de espera, como de médicos. Y sería una catástrofe para la justicia social: el que tenga más dinero se irá.

pag. ¿Se ha olvidado la atención primaria?

R. Empezando por la precariedad profesional. No se puede esperar que un médico con ese hermoso título de familia y comunidad no tenga tiempo para conocer a la familia o la comunidad.

pag. ¿Penaliza a la escuela primaria que no es tan llamativa como los hospitales?

R. Absolutamente. Una de las cosas que nos equivocamos es que la excelencia, el robot, se enseña en las facultades de medicina. La escuela primaria debe incorporarse a la facultad y darle la importancia que tiene, que es extrema. Si quieres ser médico y cuidar la salud de los demás, una especialidad holística es primordial. Y en las facultades que no se enseñan.

pag. En su discurso también habló de las diferencias «difíciles de entender» de los 17 sistemas de salud.

R. Hay carteras y servicios que son diferentes en unas comunidades y en otras. Los que tienen más dinero pueden ofrecer algo más. El techo de gasto que todo el mundo pone donde quiere, pero la base debe ser común. El gobierno central a través de la agencia estatal de salud pública podría actuar como un colchón para este tipo de medida o escala. Existen propuestas o planes gubernamentales que pueden no ser eficientes, pero que están sujetos a presiones políticas, si esto es estudiado y analizado por una agencia gubernamental para concluir si esto realmente produce un beneficio para la salud, muchas medidas de salud podrían resultar en esa presión puramente. político.

pag. ¿Se ha politizado mucho la gestión de la pandemia?

R. No teníamos diseñador gráfico. Pasamos por una fase que en medicina llamamos el minuto dorado. Ha habido algunas semanas de perplejidad. Pero por politización no quise decir eso. Cada vez que cambia el gobierno en una comunidad en los hospitales hay un cambio de gerente, de administración. Nuevamente, debe explicar lo mismo al director médico y al gerente. Esto es tremendamente frustrante. Hay que poner gerentes profesionales, con proyectos independientes de las elecciones.

pag. ¿Estamos fuera de la pandemia?

R. Ojo. Vino para quedarse. Pasamos de la fase de defensa a la fase de ataque con vacunación. Pero los mensajes a los ciudadanos están demasiado infantilizados. Que las vacunas sustituyan a tres medidas que creo que llegaron para quedarse (mascarillas, distancia y lavado de manos) es contraproducente. Se deben seguir usando máscaras en lugares como el transporte público o los teatros. Tendremos que ver si se desvanece o pasamos a una variante dura y volvemos a lo mismo. La vacuna ha servido para defendernos de la morbilidad, pero ni siquiera está claro si nos esterilizará, aun así debemos tener mucho cuidado.

Tomás Cobo, durante la entrevista en su despacho del Colegio General de Colegios Oficiales de Médicos, en Madrid.Santos Burgos

pag. Se espera una escasez de médicos en el futuro, ¿cómo se resuelve?

R. Debe haber un pronóstico a largo plazo. La oferta de MIR se ha ampliado, pero debería haber sido un pronóstico de hace años. Pero tenemos un pool de 7.500 médicos formados en universidades españolas que no han tenido acceso al MIR y están en el limbo. Pueden trabajar en clínicas privadas, pero no en el Sistema Nacional de Salud. Necesitamos aumentar los lugares para comenzar a buscar soluciones óptimas.

pag. Los directores advierten que en cinco años la mitad de los médicos que enseñan se jubilarán y no hay alivio.

R. Hay veterinarios que imparten lecciones de anatomía. ¿Por qué? Porque tienen tiempo. Doctores, cuando terminamos, tenemos que hacer la especialidad, la lucha por conseguir la plaza y cuando llegas a poder postular a una plaza en la facultad te preguntan no sé cuántos artículos publicados. Pero no tuve tiempo. Nos equivocamos, porque hay muchos médicos que estarían encantados de enseñar y no tienen las publicaciones necesarias. En lugar de hacer su doctorado, estaba operando.

pag. ¿Cómo es posible que una mujer que decide abortar por una malformación fetal tenga que acudir a una clínica privada porque su hospital no la atiende?

R. Si es un beneficio del Sistema Nacional de Salud (SNS), se deben organizar las modalidades más adecuadas para su uso. Pero el aborto tiene más connotaciones, como la intimidad: en los lugares pequeños todos se conocen, hay que manejarlo con discreción y de la manera más amable posible.

pag. ¿Es necesario revisar la objeción de conciencia en caso de aborto, como propone el Ministerio de Igualdad?

R. La objeción de conciencia debe tomarse con mucho cuidado. Es puramente individual, pero trasciende el manejo clínico; tienes que encontrar el camino. Durante los últimos 20 años, nos hemos librado del problema y lo hemos remitido a un entorno externo. Si no busca soluciones, todos harán lo que quieran. Si no se puede hacer un aborto en el hospital, la persona que tiene que arreglarlo es un gerente, no todos los médicos.

pag. ¿Debería haber una lista de objetores?

R. Puede haber registro, es legal y así lo dijo el Tribunal Constitucional. Es un derecho de la Administración tenerlo. Y a partir de ahí será el gerente quien tendrá que organizarse con el jefe de servicio para que esto se pueda solucionar y no estés en situaciones patéticas.

pag. ¿Cómo maneja la profesión la eutanasia?

R. Estamos en el mismo. Con una diferencia: en la eutanasia se entra de pie y se sale horizontalmente, lo que es mucho más peligroso que la privatización. Esto debería permanecer dentro del SNS. Y habrá que gestionarlo. Es cierto que, según el código deontológico, la eutanasia no es un acto médico. Los médicos no participan en la muerte de nadie, sino en la vida. Pero existe una delgada línea entre la analgesia, la sedación terminal y la eutanasia. Tenemos que hacer una gran acción sobre el testimonio vital, que es fundamental: decir lo que queremos cuando estamos plenamente conscientes.

pag. Ya existe una ley que lo rige.

R. Hay una regulación que necesitamos ver a medida que se desarrolla en las comunidades autónomas. Desde la profesión, que dice que la eutanasia no es un acto médico, hay que privilegiar las voluntades preventivas. Y explicar las diferencias entre ferocidad terapéutica, que no es deontológica, analgesia y sedación terminal. La sanción de esta ley es que se le ha llamado «eutanasia y suicidio asistido», que serán pocos, muy pocos.

pag. No es un acto médico, pero en principio la eutanasia será practicada por médicos.

R. No es un acto médico, otra cosa es que es legal. No podrá informar a su médico si lo hace. Lo que no se considera es que sea ético. Pero volvamos a este delgado hilo entre una cosa y otra.

pag. Hay casos en los que está muy claro. ¿Debería un médico hacer esto?

R. No necesariamente. Su médico le recetará el medicamento. Veamos cómo se desarrolla. Cada caso es diferente. En el caso del pobre que le dio la medicina a su esposa … qué tragedia. ¿Y si esa señora hubiera sido bien atendida desde el punto de vista social y de salud? ¿Y si la ley de adicciones la curaba todo el día?

pag. Hay algunos sectores que se oponen a los cuidados paliativos y la eutanasia.

R. No son incompatibles. Los cuidados paliativos deben reforzarse tanto como sea posible. Están implantados a cero. Para ello hemos aprobado una ley en el techo. Hay poca educación médica continua. Tenemos que hacer un esfuerzo abrumador y mucha pedagogía.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More