Un exconsejero de Murcia y un director común de Valencia, al banquillo por la contaminación del mar Beocio | Clima y Medio Circunstancia

0


Antonio Cerdá, en un archivo de imagen.

El exconsejero de Agricultura y Agua de Murcia Antonio Cerdá y el excomisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y actual director general de Aguas de la Generalitat Valenciana, Manuel Aldeguer, se sentarán en el banquillo por sus supuestas responsabilidades en vertido de agua contaminada de desaladoras ilegales en el Mar Menor. El juez de instrucción del denominado «Caso Topillo», que investiga aquellos vertidos que han contribuido en gran medida al actual estado de derrumbe de la laguna costera, ha ordenado la apertura de un juicio oral contra los dos líderes políticos, a los que imputa posibles delitos de abuso, y también contra 37 fincas del Campo de Cartagena, a las que acusa de posibles delitos contra el medio ambiente.

La resolución, difundida este viernes, cree que Cerdá y Aldeguer podrían haber incurrido en prevaricación medioambiental al omitir las preceptivas inspecciones a las fincas y fincas que generaban estos vertidos ilegales, a pesar de saber que en la zona se estaban utilizando desaladoras sin autorización. , que generan contaminantes que han sido vertidos directamente al Mar Menor. Ya el 19 de enero, el fiscal había pedido que los dos ex altos cargos fueran condenados a 21 meses de prisión, así como multas de 5.760 euros y una inhabilitación especial de 9 años para cualquier cargo público.

Por su parte, las acusaciones populares en el caso, compuestas por los grupos ecologistas Greenpeace, Ecologistas en Acción, ANSE y SEO/Birdlife, elevan las peticiones de penas de prisión para ambos acusados ​​de hasta tres años y multas de hasta 8.640 euros. Para las fincas que irán a juicio, el fiscal pidió penas que van de los cinco meses a los seis años de prisión y multas que van de los 1.800 a los 1,7 millones de euros por los daños causados.

El juez impone ahora a estas empresas fianzas por un importe total de 16,25 millones de euros y declara que el asunto será juzgado en la Audiencia Provincial de Murcia. También rechaza un total de ocho recursos interpuestos por los acusados, basados ​​en la falta de pruebas suficientes o en la incompetencia del juez. Y recuerda en su auto que esta «no es una causa general de cada uno de los factores que pueden haber influido en la degradación» del Mar Menor, porque sería «una cuestión insondable», sino que sólo se centra en la actuación de determinados políticos posiciones y fincas que pudieron haber afectado ese ecosistema.

Una segunda parte de este mismo caso se ha dividido recientemente en 39 procesos judiciales diferentes, uno para cada una de las empresas acusadas, con el fin de identificar los posibles delitos cometidos en cada caso. En cuanto a la segunda pieza, recientemente escindida, el instructor rechaza por resolución los recursos interpuestos contra el auto que acogía la prórroga de la sentencia por falta de competencia del juzgado número 2 de Murcia. El magistrado insiste en su necesidad por la complejidad de los actos a realizar y el poco tiempo que resta para el vencimiento del período de instrucción y recuerda que esta resolución fue anterior a la inhibición.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete.

suscribir



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More